Crítica de Código Emperador, el thriller basado en hechos reales que abre el Festival de Málaga

Código Emperador

Llega a los cines el thriller basado en hechos reales Código Emperador, dirigido por Jorge Coira y protagonizado por Luis Tosar. Es la película inaugural del Festival de Málaga.

A estas alturas de nuestras vidas ya deberíamos tener un género en este país que fuera "Luis Tosar". El actor gallego, además de ser un fenómeno en su trabajo, es un reclamo publicitario tremendo. Si él sale, la peli no puede ser mala, así que ahí lo tenemos encabezando el cartel de Código Emperador, el thriller que abrirá el Festival de Málaga poniendo como base un buen listón a superar.

En la dirección Jorge Coira, que viene desarrollando una interesante carrera en la que ha ido alternando documentales, películas y series de televisión como Hierro o Rapa.

Se encarga del libreto Jorge Guerricaechevarría, uno de los guionistas mejor valorados de la profesión que ha trabajado en multitud de ocasiones con Álex de la Iglesia y que se ha alzado con el Goya hasta en dos ocasiones: en 2010 por Celda 211 y este mismo año por Las leyes de la frontera, en ambos casos compartiendo el honor con Daniel Monzón.

Código Emperador nos presenta a Juan, un hombre que trabaja en la sombra para los servicios secretos es un tipo solitario y muy eficiente que nunca falla en ninguno de sus encargos. Su nueva misión será recabar información sobre una poderosa pareja implicada en el tráfico de armas. 

Con la finalidad de acercarse a ellos, entablará relación con Wendy, la asistente filipina que se encarga de las labores domésticas en su hogar. Así conseguirá instalar cámaras ocultas con las que monitorizarles, no sin que su en principio interesado acercamiento a Wendy no se vaya complicando cada vez más.

Paralelamente Juan se encarga de otros apaños moralmente reprobables con los que protege a las élites de la sociedad y beneficia sus intereses: desde limpiar la imagen de un adinerado futbolista que maltrata a su pareja hasta buscar el talón de Aquiles de Ángel González, un político en apariencia insignificante al que le tienden una trampa con vistas a manipularlo a su antojo.

¿Dónde ver las mejores películas españolas actuales? Netflix, HBO Max, Prime Video y más

Maixabel

La gran fortaleza de este relato es la de aproximarnos a una realidad que nos resulta muy familiar: Código Emperador no carga las tintas contra ningunas siglas políticas sino más bien contra el poder en sí mismo y su capacidad de corromper a los individuos y doblegarlos. Yo es ya que se busquen trapos sucios, sino que se crean ex profeso si es necesario.

Por otra parte, además de alzar la voz como denuncia bien clara (a veces también algo torpe por indignada y con razón) tiene la intención de ver más allá de lo obvio de los personajes, buscando su humanidad. De ahí que desarrolle la historia del encuentro del espía solitario protagonista y la mujer por la que se va a plantear darle un giro a sus afectos profesionales.

Se encarga del papel la catalana Alexandra Masangkay a quien hemos visto con anterioridad en películas como Los últimos de Filipinas o El hoyo y hay que decir que es uno de los fichajes más interesantes de la cinta porque le proporciona a su personaje una verosimilitud conmovedora.

Código Emperador

Secundarios de lujo también como Miguel Rellán, Denis Gómez, María Botto o dos de las estrellas de Élite: Arón Piper y Gerogina Amorós, ambos por cierto en papeles complicados y dando pie a subtramas sustanciosas muy apegadas a la realidad.

Por desgracia, nada de lo que se nos cuenta nos llega a impactar demasiado... ¿Nos ha anestesiado la riada informativa de corrupciones, extorsiones y chanchulleos al punto de que da la sensación de que la ficción se queda corta? Rotundamente, sí.

En lo que se refiere al tono y el ritmo, Código Emperador se pliega sin esfuerzo a las reglas del género: no le aporta tampoco demasiadas novedades, pero es un ejercicio notable de estilo que ayuda a evidenciar los problemas derivados de un Estado opaco con pocos escrúpulos a la hora de jugar con dos barajas: una para ganar y otra para no perder.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Jorge Coira dirige de forma eficiente una película que en su ajustado metraje da lo que promete... Sobre todo escalofríos sobre lo que se cuece a la sombra del poder.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La relación de la película con la realidad: los juegos de espejos con titulares que hemos leído en la prensa y los casos que salpican los telediarios.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Le da tanto peso al thriller en sí como a una historia de amor que sirve de subtrama y acaba teniendo más relevancia de la prevista.
Hobby

75

Bueno

Y además