Ir al contenido principal
Hierro 2
Análisis

Crítica de la temporada 2 de Hierro, la conclusión definitiva

Crítica de la temporada 2 de Hierro, la conclusión definitiva que llega a Movistar+ el viernes 19 de febrero de 2021 con una nueva historia creada por los hermanos Coira.

Vamos a empezar nuestra crítica de la segunda temporada de Hierro dándoos un consejo: si no tenéis reciente la primera temporada, no es mala idea echarle un ojo para tenerla fresquita (ojo, no es imprescindible, solo aconsejable). A pesar de que se desarrollan nuevas historias también hay varios flecos que encuentran una conclusión definitiva y no está de más estar al tanto de lo sucedido.

Como ya sabéis, Hierro es una de las series más exitosas y de mayor proyección internacional de la plataforma Movistar y, en su regreso, demuestra que ha sido creada por profesionales de inmenso talento porque, de hecho, resulta aún más redonda y conmovedora que en su debut.

Uno de sus grandes atractivos es el diseño de los personajes además de la elección de un reparto arrollador, con una bestia de la interpretación como es Candela Peña a la cabeza (tres Goyas y una nueva nominación por su papelón en La boda de Rosa, atestiguan que es una intérprete muy valorada, aunque su reivindicación es siempre la de tener más trabajo).

Sea como fuere, como os decíamos, esta segunda temporada hace llamadas constantemente a la primera, suponiendo una continuación perfecta: la jueza Candela Montes se verá compelida a aclarar el caso de narcotráfico que Díaz le había confesado al final de la temporada anterior. Pero Díaz no está dispuesto a colaborar debido a que teme las represalias de la gente de Samir.

Sus peores temores se ven confirmados: alguien envía un sicario a matarlo. Este nuevo caso criminal se cruza en el trabajo de Candela con un asunto muy desagradable, un conflicto por la custodia de unas menores, Ágata y Dácil, en el que ni Gaspar ni Lucía, sus padres, están dispuestos a ceder. De hecho, Dácil, la menor de las hermanas, desaparece sin dejar rastro, de modo que no se sabe si ha sido víctima de un secuestro o si se ha escapado de forma voluntaria.

Gaspar, el padre, está convencido de que es responsabilidad de su expareja y además presiona a Díaz para que le venda su platanera puesto que tiene intereses comerciales en la zona. Cruz, la nueva sargento de la Guardia Civil, se hace cargo del operativo de búsqueda de la niña, mientras Díaz viaja a Tenerife en busca de respuestas a la cuestión de quién ha querido matarlo. Su encuentro con Fadi, el inquietante hijo de Samir, ahora a cargo de la organización, no hace más que complicar las cosas.

Hay varios aspectos de Hierro que hacen que sea un policiaco peculiar y desde luego muy por encima de la media. Uno de ellos es que huye del glamour asociado a las producciones estadounidenses. ¿Cómo se instruye una causa judicial dentro de nuestras fronteras? ¿Cómo se realiza el levantamiento de un cadáver? ¿Cuáles son los trámites y vericuetos por los cuales se dilucida qué progenitor se queda con la custodia de sus hijos?

Como guionista de la serie, Pepe Coira ha encontrado en la realidad una fuente de inspiración muy importante que nos lleva a ver de una forma muy humana y natural cómo son esos procesos y de qué forma son llevados a cabo prescindiendo de excesivas florituras formales. Os ofrecemos a continuación las entrevistas que realizamos al equipo de la serie para que escuchéis sus propias palabras al respecto:

Hierro es también un magnífico escaparate no solo de la isla en sí misma, que ya cuenta incluso con una ruta turística que recorre los lugares más emblemáticos de la serie, sino también la cultura del lugar, las peculiaridades de su orografía y las características de la población local: su forma de concebir el tiempo o su perseverancia ante las inclemencias asociadas a la escasez de agua. Toda la belleza y el peligro que entraña una isla volcánica de esta índole, muy poco poblada y retirada, se dan cita en imágenes imperecederas.

Así, la exquisita fotografía de la serie se recrea en paralelismos entre la acción y el lugar en el que se da: cuando la trama se complica vemos también las zigzagueantes carreteras insulares, por ejemplo. Y se exploran y explotan muy bien aspectos de la vida cultural de El Hierro que de esta manera llegarán muy lejos: si en la primera temporada fuimos testigos de la romería de La Bajada de la Virgen de los Reyesen esta segunda  veremos la lucha canaria.

Respecto al reparto, a los intérpretes ya conocidos incorporamos nuevas caras muy relevantes como la del actor hispano sueco Matias Varela (Narcos) o el gallego Antonio Durán "Morris" (Fariña).

Os recordamos asimismo que Hierro 2 será otro de los alicientes para el canal Movistar Crimen, que estará disponible hasta el 15 de marzo y en el que se podrán ver muchas de las joyas de la corona de la producción original de la plataforma como La unidad, La zona, Antidisturbios o Crematorio además de películas de género como Reservoir Dogs, Sed de mal, Training Day, Uno de los nuestros o Psicosis. Un banquete singular.

Valoración

La segunda temporada de Hierro es un destilado de su esencia: seis episodios mucho más redondos y mejor rematados que en la primera y con historias que resultan más emocionantes y conmovedoras. Resumiendo: no os la perdáis.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

La vida personal y profesional del personaje principal, la jueza Candela Montes está mejor hilada y las subtramas son muy conmovedoras.

Lo peor

Hay cierto esquematismo en "los malos" que le pesa a la serie. Deja con ganas de más: la serie ha creado un universo que merecería ser revisitado.

Y además