Comando Queer

Hemos estado viendo Comando Queer, la nueva serie de animación que ha aterrizado hoy en el catálogo de Netflix. Os contamos qué nos ha parecido en nuestra crítica.

El catálogo de series de animación de Netflix se amplía hoy con la llegada de Comando Queer, una serie que trae un público objetivo claramente definido por su título y temática, enfocado en la comunidad LGTBQ+.

En los últimos años, Netflix ha apostado por el campo de la animación en numerosas ocasiones, más allá del consabido anime.

VIDEO

Tráiler oficial en castellano de Comando Queer, la nueva serie de animación de Netflix

Series como Paradise PD o (Des)encanto se han sumado al extenso repertorio de contenidos de animación, así como películas como Estados Unidos: El peliculón, con las que echarnos unas risas.

Hoy en Hobby Consolas, os traemos nuestra crítica de Comando Queer, que nos lleva al mundo de los espías LGTBQ+. 

UN POPURRÍ REIVINDICATIVO

No es necesario ser un estudioso de las reivindicaciones de la comunidad LGTBQ+ para saber que una serie titulada Comando Queer iba a tener una buena ración de crítica social en ese aspecto.

Salvando las distancias, viene a ser lo mismo que muchas de aquellas series protagonizadas por repartos de actores negros en los 80 y 90, que ocasionalmente dedicaban una trama episódica a destacar muchos de los aspectos sociales que, todavía hoy, hay que pulir.

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Si sueles ver series cuando viajas o en varias partes de casa, estas tablets pueden ser buenas compañeras para el consumo de entretenimiento.

Ver listado

El problema es que no es una serie que mantenga la crítica social en un segundo plano, que salga a relucir de forma puntual, sino que de forma reiterada se está repitiendo la consigna. A día de hoy, y aunque queda mucho camino por andar, parte de esas reivindicaciones han quedado algo obsoletas, cuando sí que hay otras tristemente actuales. 

El lenguaje inclusivo a veces también se pasa de insistente, lo que puede "cargar" a ciertos espectadores. En ese aspecto, el papel reivindicativo y crítico que puede tener Comando Queer queda muy diluido en una salva de clichés sociales, tanto de la comunidad LGTBQ+ como de las personas heterosexuales, casposos en ambos sentidos.

UNA HISTORIA DE ESPÍAS SENCILLITA, PERO SIN CHISPA

Comando Queer trata de aprovechar el mundo del espionaje para contar su historia. Está enfocada en un grupo de operativos de la comunidad LGTBQ+ que son repudiados por la agencia de inteligencia para la que trabajan, dejados de lado durante 10 años sin asignarles una misión.

Finalmente llega su oportunidad y lo darán todo por desenmarañar una conspiración que, poco a poco, irá desvelándose a lo largo de sus 10 episodios de unos 25-30 min. Eso si, al igual que la temática principal, el "lado James Bond" de la serie también está repleto de clichés.

Como historia de espionaje no destaca especialmente, aunque tiene algunas semejanzas a Archer. Por supuesto, asumimos las constantes referencias al mundo LGTBQ+ y los continuos clichés que se van sucediendo, intercalándose con la trama. Contando desde el principio con el foco de la serie, es algo normal y, por otro lado, necesario.

La trama, pese a todo, tendrá sus puntos de interés, y algún girito que, aunque previsible, no estará mal. Cada protagonista tendrá sus puntos fuertes, ya sean capacidades físicas, de disfraz, como manitas o como hacker. Todos son personajes estereotipos, pero eso es algo bastante común en las series de animación de este tipo.

Cae en un error típico de estas series, como también sucedía en series de temática parecida. Así, por ejemplo, el 90% de los pocos personajes no LGTBQ+ que aparecen en pantalla son o malos o idiotas.

Lo que nos ha sorprendido, para mal, es que estando Michael Schur como co-creador de la serie, en general todo ha sido muy flojo y errático. 

Schur es co-creador de series como The Good Place, Brooklyn Nine Nine o Parks & Recreation, series fantásticas que desarrollan tramas muy interesantes en un entorno de comedia. Pero en el caso de Comando Queer, quizás por el deliberado enfoque en los clichés, todo termina siendo muy tibio y poco rompedor.

Las mejores series de Netflix para ver cuando crees que ya lo has visto todo

Las mejores series de Netflix para ver cuando crees que ya lo has visto todo

En nuestra nueva lista seriéfila te recomendamos las que consideramos que son actualmente las mejores series de Netflix desconocidas de Netflix que deberías ver.

Descúbrelas

Eso sí, hay un guiño muy curioso a Assassin's Creed en el episodio final, buscadlo si os veis la serie, es un detallito visual.

Volvemos a decir, antes de despedir nuestra crítica, que el enfocar tan directamente una serie en un público tan concreto, y llenarlo de reivindicaciones que, por ese mismo motivo, van dirigidas a quienes realmente no necesitan recibirlas, ha sido un error. Aunque entendemos que meter con calzador una trama LGTBQ+ en otro tipo de serie tampoco es la solución.

Al final optaron por esta vía, y no ha cuajado. Quizás nuestros lectores LGTBQ+ podáis aportar en los comentarios un enfoque diferente sobre Comando Queer, una serie que lo ha intentado, pero pudo haberlo hecho mucho mejor, en nuestra opinión que, inevitablemente, es en muchos aspectos subjetiva.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una serie que trata de encontrar el equilibrio entre el intrincado mundo del espionaje y las reivindicaciones y "clichés" de la comunidad LGTBQ+, pero no termina de hallar la fórmula para contar una historia realmente interesante y sin caer en la autocomplacencia.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Se esfuerza por mantener el equilibrio entre el mundo del espionaje y la realidad LGTBQ+. Tiene algunos guiños simpáticos a franquicias famosas.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Se recrea demasiado en clichés. El uso del lenguaje inclusivo en castellano puede llegar a ser incómodo. Pierde la oportunidad de ser más critica.
Hobby

55

Regular

Y además