Cuerpo de élite 1x03
Análisis

Crítica de Cuerpo de élite 1x03 "Las tarjetas gold"

Por Raquel Hernández Luján

Crítica del capítulo 1x03 de la comedia Cuerpo de élite, emitido en Antena 3 el 20 de febrero en prime time con Cristina Castaño, Canco Rodríguez y Octavi Pujades, entre otros intérpretes.

La versión televisiva de la película Cuerpo de élite: misión Palomares, sigue cosechando un gran éxito de audiencia. "Los Montaner", el segundo episodio de la serie, se hizo con un 19,7% de share y 3.391.000 espectadores (enfrentándose a la final de OT) tras el pelotazo de su arranque con "El sobrino del rey" que la catapultó como el mejor estreno de temporada con 4.193.000 espectadores y un jugoso 24,6% de cuota de pantalla.

¿Aún no has visto la película? Echa un ojo

Aquí tenéis la presentación de los personajes principales, por si necesitáis un repaso antes de seguir leyendo:

¿De qué va el tercer episodio?

Cuerpo de élite nos lleva ahora a un escándalo relacionado con unas tarjetas opacas que ha puesto en jaque a algunas de las principales personalidades del país, incluyendo al Ministro Ocaña, implicado involuntariamente. Todo porque Loli, una ratera malagueña de medio pelo, robó la cartera equivocada. La misión del Cuerpo de élite parece sencilla: asegurarse de que la ladrona llegue viva al juicio para confirmar el escándalo. Pero hay demasiada gente importante que no descansará hasta verla muerta.

Custodiar a la carterista no sólo pone en peligro la vida de los agentes, sino también la verdadera identidad de Salva. Loli conoce el pasado delincuente del malagueño y Berta está cada vez más cerca de descubrir la verdad, al mismo tiempo que empieza a sentir algo por él.

Elena también tiene problemas para mantener su doble vida al tener que ocultar a su marido una herida de bala en plena celebración de aniversario. Iñaki, harto de tener que proteger a su hermano, intenta enseñarle a ser un buen agente. Mientras tanto, Efe tiene que aceptar que Montse es su nueva jefa, aunque no se lo pondrá nada fácil.

Triste parecido con la realidad

En su tercer episodio, Cuerpo de élite se va templando. Puede que sea por no tener ya la necesidad de abundar tanto en el tópico regional o porque el guión sepa exprimir mejor la vis cómica del elenco mientras convierte en materia de humor los titulares de la prensa, pero el caso es que el humor fluye con mayor naturalidad. Y qué demonios, la sátira política funciona muy bien porque vemos en pantalla en clave de cachondeo lo que en la realidad nos ha hecho bastante menos gracia.

No se puede decir lo mismo de las escenas de acción ni de la continuidad entre planos (la película gozaba de una calidad técnica de la que la serie carece) si bien es cierto que probablemente tampoco necesita mucho más que funcionar con un margen de corrección aceptable.

El Langui, Cristina Castaño y Joaquín Reyes, sobresalen en un episodio en el que lo que menos viene a cuento son las tramas pseudorrománticas de turno que parecen metidas con calzador. El Ministro Ocaña parece salido de las viñetas de Ibáñez tanto como Efe, un trasunto del Super de la TIA.

Cuerpo de élite 1x03

El episodio 3 de Cuerpo de Élite empieza ya a "meterse en harina" y sinceramente, es para alegrarse el hecho de que al menos le saquemos partido humorístico a cuestiones que nos han quitado el sueño.

En contra de la serie juega el horario de emisión: los episodios comienzan casi a las 23 de la noche y se alargan hasta pasadas las 00, lo que le hace un flaco favor a los pringadillos que con congregamos frente al televisor y tenemos que madrugar al día siguiente. En otras palabras: si no fuera cuestión de trabajo, sería inconcebible aguantar tanto. ¿Hacemos una petición en change.org para adelantar el prime time en nuestro país? ¿Quién se une?

Valoración

En su tercer episodio, Cuerpo de élite empieza a despegar consiguiendo un acabado más uniforme y un humor algo más constante. Sin ser la quintaesencia de la comedia, entretiene más que los anteriores.

Hobby

62

Aceptable

Lo mejor

Otra vez el Langui, su papel es muy divertido. Y la forma en la que la serie "reparte collejas" en todas direcciones, sin dejarse a nadie.

Lo peor

La manía de tener que meter tramas románticas sí o sí. En esta serie, sobran.

Y además