Detective Pikachu
Análisis

Crítica de Detective Pikachu, la película de Pokémon

Por Daniel Quesada

¡Pikachu es mucho más que un par de mejillas cuquis y un Impactrueno! Conoce la primera película de imagen real de Pokémon con nuestra crítica de Detective Pikachu, que llega ahora a los cines.

El mundo de las películas basadas en videojuegos siempre ha sido bastante tormentoso, aunque por suerte han pasado ya muchos años desde que ¿disfrutamos? de películas como Street Fighter: La última batalla o Super Mario Bros. De hecho, Nintendo ha sido una compañía que se había resistido durante mucho tiempo a volver a dar el salto al cine de imagen real, pero por fin tenemos una nueva apuesta con esta película de Detective Pikachu. Y la cosa ha dado que hablar, tras esas primeras imágenes en las que pokémon y humanos se mezclaban como si de un episodio de la serie se tratara. Y, apra colmo, Ryan Reynolds (Deadpool) sería el encargado de prestar voz al parlanchín Pikachu. ¿Habrá estado la cosa a la altura?

La historia de Detective Pikachu tiene como protagonista a Tim Goodman (Justice Smith, Jurassic World: El reino caído), un chaval que vive en un pueblo, centrado en sus tareas en una aseguradora y alejado de los pokémon todo lo que puede, algo que no suele hacer el resto del mundo. Cuando descubre que su padre ha muerto en extrañas circunstancias, viaja a Ryme CIty (una urbe donde los pokémon y los humanos coexisten y colaboran en las tareas cotidianas) para descubrir qué ha sucedido. Allí se topa con un Pikachu con el que es capaz de hablar, aunque el resto del mundo solo escucha "pika-pika" cuando el bichito abre la boca. Juntos, intentarán desvelar el misterio de su padre y de por qué ese Pikachu amnésico es capaz de hablar. A partir de ahí, comienza la aventura...

Compara los pokémon de la película con los de los juegos

En esencia, la historia es la misma que en el videojuego Detective Pikachu que se lanzó para 3DS hace cosa de un año, pero lógicamente se ha diseñado todo para que el espectador disfrute de muchas de las facetas que el universo Pokémon nos lleva regalando desde finales de los 90. De este modo, no solo se nos presenta una investigación con sus correspondientes giros de guión, sino que también podemos disfrutar de algún breve combate pokémon, referencias a ciudades de la franquicia como Kanto o Sinnoh y, cómo no, muchas bromas con el montón de pokémon que aparecen en la película: Mr. Mime dando pistas con mímica, un Psyduck que siempre está a punto de estallar... ¡O la inevitable bromita en torno a la inutilidad de los Magikarp!

Justice Smith - Detective Pikachu

En ese sentido, hay que hacer dos consideraciones. Por un lado, que esta es más bien una película para niños o, en todo caso, para ver en familia junto a los hijos, pues el guión es bastante simplón e incluso previsible si tienes un mínimo de experiencia cinematográfica, pero a la vez tanto el humor como los acontecimientos sí pueden hacer gracia a un público menudito. Por otro lado, aunque más o menos se explica todo lo que sucede, ciertos comportamientos de los Pokémon harán gracia solo si sois un poco conocedores de la franquicia, mientras que si es la primera vez que veis un Aipom, os parecerá un bicho un poco curioso, pero nada más. En cualquier caso, como decimos, la historia no reviste demasiado complicación, así que se puede ver sin problema aunque seamos pokénovatos.

Quien se encarga de entretenernos sin parar es el propio Pikachu protagonista, que sabe transmitir a la perfección la vis cómica de Ryan Ryeynolds con muchos momentos de sarcasmo, juegos de palabras y humor referencial que no es que sean como para troncharnos en la butaca, pero consiguen mantenernos la sonrisa durante el transcurso de la aventura. Frente a un personaje protagonista que, la verdad, es un poco soseras, tanto este Pikachu como el Mewtwo que protagoniza buena parte del misterio consiguen atrapar constantemente nuestro interés, arropados por el resto de monstruos de bolsillo extraídos de los entregas más clásicas de la franquicia (nos esperéis encontrar de repente montones de formas nuevas de Alola por aquí, más bien se ha optado por los pokémon más reconocibles y populares).

Psyduck en Detective Pikachu

Todo esto no habría sido posible sin un apartado técnico a la altura de las circunstancias. Si en los años 80 esa magistral ¿Quién engañó a Roger Rabbit? consiguió unir los dibujos animados clásicos con las personas de carne y hueso, ahora esta Detective Pikachu consigue lo propio con los personajes de videojuego, dotándolos de un aspecto tridimensional, expresividad y nivel de detalle realmente asombrosos. Por supuesto, el que más brilla es Pikachu, pero el resto de Pokémon, desde un Lickitung hasta los Torterra, están igualmente bien representados. Estamos seguros de que tanto Nintendo como The Pokémon Company han estado muy encima de la película para que se cuide su reproducción al máximo (al igual que sucedió con los cameos nintenderos de Rompe Ralph) y el resultado es incontestable en ese sentido. Aparte de todos ellos, también encontramos algunos actores secundarios de peso, como Kathryn Newton, Bill Nighy (Harry Potter y las Reliquias de la Muerte) o Ken Watanabe (Origen). En cualquier caso, aquí la principal gracia está en ver a los pokémon en acción si sois niños (o niños en cuerpo de adulto, que también está fenomenal) y en captar todas sus referencias si sois fans de la franquicia. El resto encontrará una película meramente correctita, con mucho humor, algo de acción y un pelín de drama, que quizá haga que te pika-pika la curiosidad.

¡Del píxel a la pantalla!

Detective Pikachu no es, ni mucho menos, la primera película basada en videojuegos. ¡Nosotros las hemos visto todas! Tienes reunidas las críticas de toooodas las películas inspiradas en juegos dentro de nuestro especial Del juego al cine. ¡Seguro que hay alguna que no conocías!

Valoración

Un viaje por el mundo de Pokémon que resulta solo correcto en la narrativo y ciertamente espectacular en lo visual. Está especialmente pensado para que lo disfruten los niños.

Hobby

71

Bueno

Lo mejor

La recreación de todos los pokémon, especialmente de Pikachu, además de algunas referencias a los videojuegos.

Lo peor

La historia es bastante previsible y está algo trillada en lo más esencial.