Golpe de suerte (2022)

Crítica de Golpe de suerte, la recién estrenada película de Netflix protagonizada por Jesse Plemons, Lily Collins y Jason Segel. 

¿Qué pasaría si cuando viajas a tu casa de campo para pasar un tranquilo fin de semana con tu pareja te encuentras en tu casa con un ladrón al que no le ha dado tiempo a huir antes de vuestra llegada? Eso es precisamente la premisa de Golpe de suerte, la nueva película de Charlie McDowell que vuelve a utilizar una casa de campo alejada de la civilización como escenario asfixiante. 

Ya lo hizo cuando encerró a Elisabeth Moss y Mark Duplass en una casa con una extraña habitación para arreglar su matrimonio en su debut cinematográfico, The One I Love, y lo ha vuelto a hacer aquí con un reparto de tan solo tres actores entre los que se encuentran su mujer, Lily Collins, el nominado al Oscar Jesse Plemons y el ex de Cómo conocía a vuestra madre, Jason Segel. 

VIDEO

Tráiler de Golpe de suerte, lo nuevo de Netflix

En esta ocasión son Plemons y Collins quienes mantienen una relación con problemas que se ve puesta a prueba cuando su plan para disfrutar de un fin de semana en pareja en su espectacular mansión al lado de un huerto de naranjos se ve interrumpida por el encuentro inesperado con un ladrón, Segel, al que no le ha dado tiempo a huir antes de su llegada.

Al ser el personaje de Plemons un multimillonario, este y su mujer le ofrecen al delincuente una abultada suma de dinero para que pueda empezar una nueva vida sin necesidad de que a ellos les ocurra nada, pero como esa cantidad va a tardar en llegar a la finca por lo menos un día, los tres personajes deben convivir juntos en contra de su voluntad. 

Esto supone una serie de conversaciones y situaciones entre los tres cuyo objetivo es que los vayamos conociendo poco a poco. No obstante, estas están tan dirigidas para "obligar" al espectador a que desarrolle un tipo de sentimiento hacia cada uno de los personajes que, al final Golpe de suerte se acaba convirtiendo en una película demasiado lenta y sin interés. 

De hecho, una de las cosas que menos funciona en esta película de McDowell es que muestra unos conflictos que parecen sacados de otro siglo, a pesar de que la lucha de clases en las que se basa la cinta sigue estando vigente hoy en día. 

Las mejores películas y series de estreno en Netflix, HBO Max, Prime Video y Disney+ para ver el fin de semana

El callejón de las almas perdidas

La película te dice qué pensar 

Uno de los principales problemas que tiene la película, que viene dado por el guion en el que han participado prácticamente todas las personas que aparecen en pantalla excepto Lily Collins, es que tiene muy claro lo que quiere que el espectador experimente con cada uno de los personajes, uno debe resultar desagradable, otro debe dar pena y otra debe transmitir compasión.

Sin embargo esto no es del todo así, pues por mucho que Golpe de suerte se empeñe en intentar conseguir que los sentimientos del espectador sean completamente planos, lo cierto es que todas las personas tenemos muchas capas (como la cebolla de Shrek) y aunque pueda ser que en algún momento haya alguien que nos resulte desagradable también podemos entender sus razones.

Por eso resulta extraño que la película se empeñe con tanta fuerza en intentar conseguir que el millonario resulte desagradable, que el ladrón de pena y que por la mujer se sienta compasión cuando a medida que les vas conociendo cada uno puede hacerte entender por qué se sienten de la forma en la que se sienten o por qué son así. 

Un problema que viene agravado por el hecho de que el personaje de Jason Segel no cuenta absolutamente nada de su vida, lo que impide empatizar con él y entender por qué está haciendo lo que está haciendo. 

Golpe de suerte (2022)

Un paisaje espectacular 

Lo cierto es que una de las mejores cosas de la película es lo espectacular de su paisaje y la casa en la que sucede todo, que es la típica villa de ensueño que nos gustaría tener a cualquiera si fuéramos multimillonarios, quizá un lugar demasiado idílico para poder crear un ambiente asfixiante tal y como pretende la cinta. 

Para aquellos que les guste las películas con conversaciones lentas, miradas y fijas y acontecimientos pausados, Golpe de suerte les podría entretener, no obstante no es una cinta para todos los públicos ya a que, a pesar de su escasa duración, la hora y pico que dura puede hacerse eterna para quienes no entren desde el principio en el conflicto de los personajes. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Golpe de suerte quiere dirigir al espectador a que se vea reflejado en una especie de lucha de clases en la que hay que sentir empatía por dos personajes y odio por otro, pero sus conversaciones vacías y la falta de historia no le permiten conseguir su objetivo tan maniqueo.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La tensión que se genera entre los únicos tres actores que protagonizan la película, especialmente Lily Collins.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Por mucho que se empeñe la cinta en que sientas mucha empatía por un personaje y mucho odio por otro, no lo consigue.
Hobby

55

Regular

Y además