Crítica de Un hombre de acción, película de Netflix sobre un atracador de bancos anarquista

un hombre de accion

Crítica del estreno de Netflix protagonizado por Juan José Ballesta que narra la vida del anarquista Lucio Uturbia: Un hombre de acción.

Netflix ha estrenado una película española de la que ya en la sinopsis se observa su ambicioso propósito: narrar la vida del anarquista Lucio Uturbia sin olvidar ninguna de las etapas, y además con algunas partes ficcionadas.

Lo primero que debemos aclarar es que la vida del mismo Uturbia tiene elementos suficientes como para merecer una película biográfica, incluso una serie. Exiliado tras un problema en el servicio militar, en Paris se acerca a los movimientos anarquistas y comienza una fructífera etapa como atracador en la que es perseguido por la policía y bancos internacionales.

En esta larga época como atracador, o justiciero para algunos, también da el paso hacia las falsificaciones de dólares y luego de cheques, así hasta provocar millonarias pérdidas a los bancos estadounidenses. Estos son su principal objetivo desde la óptica antiimperialista y anticapitalista que tiene.

VIDEO

Tráiler de Un hombre de acción, la nueva película de Javier Ruiz Caldera

La película directamente estrenada en Netflix está protagonizada por Juan José Ballesta y todo orbita en torno a su interpretación y el ritmo ágil que trata de darle Javier Ruiz Caldera, director de Malnazidos y Superlópez, por citar sus dos estrenos anteriores.

Mensaje político, acción, conflictos familiares, la sociedad francesa y la carrera como falsificador que retrotrae en algunos momentos a Atrápame si puedes, todo esto se acumula en los 111 minutos de Un hombre de acción, y quizá se encuentre ahí uno de sus principales problemas.

Un hombre de acción con muchas historias que contar

Esta película que pasa por más de cuatro décadas y que trata de mostrar la coherencia del personaje no intenta ensalzar su figura, desde el guion se le muestra como un idealista ajeno a los postulados más profundos del anarquismo.

Tal como adelantamos, uno de los problemas a los que se enfrenta el largometraje es que trata de mostrar demasiada información y hay pocos instantes de descanso. Esto provoca que no se reposen los momentos importantes y resta efectismo a los más espectaculares. 

La falta de pausa choca con las intenciones que se detectan en algunos momentos, donde con una serie de recursos se busca atrapar al espectador. Un ejemplo lo tenemos en los primeros minutos, en los que se muestra un conflicto, la original salida y una solución narrativa eficaz; sin embargo, todo esto se diluye.

Según pasa el metraje se tiene la sensación de que las escenas se acumulan con demasiada rapidez. Quizá el guion original era más largo, o tal vez por simples problemas con el ritmo, es la gran pega que se encuentra a Un hombre de acción. Y eso a pesar del montaje que a ratos compensa este problema, así como la banda sonora y la traslación a las distintas épocas que resulta creíble.

En cuanto a los actores, Juan José Ballesta y Liah O'Prey se enfrentan al reto de dar vida a sus personajes durante distintas épocas. No se les puede poner peros al evitarse el drama para centrar todo en la acción.

 

Por acabar de enumerar los problemas, el mensaje político es discutible al reducirse a proclamas y eslóganes hasta en los momentos asamblearios. El protagonista, descrito en todo momento como "el hombre de acción", es directo, pero el didactismo y los minutos donde se trata de dar un mayor contexto no pasan de la superficie.

Pero ¿es buena película? A ratos. Hay tramos en los que todo parece funcionar como se desea, sobre todo a ritmo de montaje en la parte de las falsificaciones, pero hay otros que el espectador desconecta y al final la acumulación de saltos e información distraen demasiado.

En definitiva, Un hombre de acción es una película de Netflix que se queda en mero entretenimiento, lo cual no es muy problemático si lo que se busca es un rato sin pensar demasiado. Eso sí, los que quieran una historia política no acabarán satisfechos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Un hombre de acción es una película entretenida que no convence al acumular demasiada información y no profundizar lo necesario en ninguna etapa del protagonista. Acaba por resultar superficial, aunque no aburra.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La parte de las falsificaciones, las distintas épocas que se muestran y algunos momentos gracias al montaje.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La ambición de la película es su mayor lastre al contar demasiado en tan poco tiempo. Lo superficial del mensaje político.
Hobby

58

Regular

Y además