The Laundromat
Crítica de The Laundromat: Dinero sucio, dirigida por Steven Soderbergh con guion de Scott Z. Burns, basado en el libro de Jake Bernstein. La película está distribuida por Netflix y cuenta en el reparto con Meryl Streep, Gary Oldman, Antonio Banderas, Melissa Rauch y David Schwimmer, entre otros. El estreno de la película en Netflix España es el 18 de octubre de 2019.

¿Quién no recuerda los famosos Papeles de Panamá? La gran filtración de más de once millones de documentos bajo la firma Mossack Fonseca que pusieron en jaque un entramado de sociedades offshore dispuestas para esconder bajo la alfombra la basura legal de los más ricos. Y de los criminales. ¿O era de los ricos criminales? El periodista Jake Bernstein y un buen puñado de compañeros destaparon en 2016 los secretos que provocaron un tsunami mediático en el que brotaron como una enfermedad fúngica los nombres de hasta 140 dirigentes políticos, más personalidades públicas, de 50 países diferentes. Mauricio Macri, presidente de Argentina, Petró Poroshenko, presidente de Ucrania, Malcolm Turnbull, primer ministro de Austria, Ronald Reagan, Silvio Berlusconi, Michel Platini, Bertín Osborne... La lista es interminable.

VIDEO

Los estrenos que verás en octubre en Netflix España

Steven Soderbergh ha querido marcarse con The Laundromat: Dinero sucio su propia película basándose en la historia recogida en el libro original de Bernstein en tono de sátira, para seguir con su obsesión personal de remover conciencias. Ha reunido a Meryl Streep (Mamma Mia, El diablo viste de Prada), Gary Oldman (El instante más oscuro, El caballero oscuro) y Antonio Banderas (Dolor y gloria) para los personajes protagonistas y ha conseguido distribuir la historia a través de la plataforma de Netflix, donde está disponible desde ya mismo.

Para construir la historia, la dupla Scott Z. Burns, guionista de la película, y Soderbergh, que ya habían trabajado juntos en títulos como Contagio o Efectos secundarios, se basan en una estructura episódica protagonizada por diferentes afectados por los Papeles de Panamá con el hilo conductor que dirigen Gary Oldman y Antonio Banderas como Jürgen Mossack y Ramón Fonseca, respectivamente. Ambos se dirigen al público, rompen la cuarta pared y tratan de cumplir con una función instructiva y satírica autoimpuesta por aquello de rebajar la complejidad del entramado en el que se basa la historia principal.

The Laundromat

Decía Soderbergh en la Mostra de Venecia que su objetivo era conseguir entretener al público a la par que cumplir con el alegato político que da vida a la película: "Pensamos que divertir era el mejor modo de permanecer en la mente del espectador". Ahí es, precisamente, donde no termina de encajar. La colección de piruetas y el tono humorístico de algunos pasajes torpedean la ya de por sí enrevesada trama. Y es una lástima, porque los Papeles de Panamá son un tema soporífero que consiguen rebajar lo suficiente como para construir una historia entretenida aunque no tan instructiva.

Meryl Streep, como viene siendo costumbre, brilla con un personaje al que no tuvo que costarle un gran esfuerzo aceptar. Ella es Ellen Martin, una viuda que investiga un fraude al seguro que debería indemnizarla por la muerte de su marido. Su insistencia termina llevándola al despacho de abogados de Mossack Fonseca, en la Ciudad de Panamá, para descubrir a cada paso que, como titulan uno de los capítulos de The Laundromat: Dinero sucio, los mansos están... en el bando perdedor.

The Laundromat

Son Streep y la pareja formada por Gary Oldman y Antonio Banderas quienes roban el verdadero interés de la película. Cuando la trama se centra en nuevos personajes en los diferentes episodios, por anecdóticas que sean sus apariciones —como es el caso de David Schwimmer (Friends)—, pierde suficiente fuelle como para provocar una pérdida de atención irreparable. Intenta hacer de esas pequeñas subtramas un nuevo Erin Brockovich, pero están muy lejos de tener el calado y carisma que los convierten en otro obstáculo a sumar a la ya laberíntica narrativa.

La historia pretende ser afilada, satírica y divertida, poniendo en el centro de la diana la codicia, el egoísmo y la explotación de una clase obrera a la que ni la arbitrariedad del destino sonríe.

Aunque sea fácil perderse entre las historias de aquí y de allá, consigue mantener cierto equilibrio entre información y entretenimiento que nos permita seguir interesados por la película. Hay una decisión, sin embargo, que sin entrar en el terreno del spoiler es la gran decepción de la película de Netflix: un truco ridículo, incómodo e inexplicable con el que cierra la historia para lanzar un mensaje directamente al público cuya justificación no podría ser más innecesaria.

The Laundromat

El estreno de Netflix es una película sesuda, de estructura al estilo Soderbergh, con luces en sus interpretaciones, en la motivación por la denuncia y en el intento por la sátira, pero con sombras en la construcción, la comedia y unos minutos finales que pueden provocar cierto rechazo por el aroma propagandístico. The Laundromat: Dinero sucio pierde el foco narrativo en ciertos tramos a merced del entretenimiento, lo que supondrá un alivio para quienes busquen pasar el rato y una decepción para los más interesados por su crítica política.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

The Laundromat: Dinero sucio es una nueva denuncia de Steven Soderbergh que peca de la complejidad inherente de la trama y de no ser lo suficientemente apasionante, pero consigue alcanzar cierto equilibrio gracias al análisis sesudo de la historia y unas interpretaciones fabulosas.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Meryl Streep, Gary Oldman y Antonio Banderas, además de la sesuda construcción para rebajar la complejidad de la trama.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No consigue ser todo lo divertida que la ironía y la sátira de sus diálogos buscan.
Hobby

63

Aceptable

Y además

The Laundromat: Dinero sucio (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

Steven Soderbergh ha querido marcarse con The Laundromat: Dinero sucio su propia película basándose en la historia recogida en el libro original de Bernstein en tono de sátira, para seguir con su obsesión personal de remover conciencias. Ha reunido a Meryl Streep (Mamma Mia, El diablo viste de Prada), Gary Oldman (El instante más oscuro, El caballe...