Ir al contenido principal
The Mandalorian
Análisis

Crítica de The Mandalorian temporada 1, la serie de Disney+ de Star Wars

Jon Favreau señala el camino a seguir por las futuras producciones de Star Wars con la temporada 1 de The Mandalorian. Aquí tenéis nuestra crítica para poneros al día.

Las producciones de Star Wars que han ido llegando bajo el paraguas de Disney han sido bastante polarizadoras. Películas como Rogue One: Una historia de Star Wars han encantado a gran parte del fandom de la franquicia creada por George Lucas en 1977, pero otros filmes como Star Wars episodio VIII: Los últimos Jedi han convertido el canon de Star Wars en el campo de batalla de las discusiones entre los fans.

Con este clima de tensión, Jon Favreau, que llegaba después de haber dirigido películas como Iron Man o el remake de El Rey León, se embarcaba en la odisea de crear una historia basada en el universo de Star Wars, pero en formato de serie de televisión. Así nacería el proyecto de The Mandalorian, la primera serie de Star Wars en acción real de la historia que llegaría a Disney+ con el lanzamiento de la plataforma de streaming de la Casa del Ratón.

Hoy en Hobby Consolas, os traemos nuestra crítica global de la primera temporada de The Mandalorian. Ya hemos analizado cada capítulo por separado, así que ahora toca hacer un balance general de lo que ha dado de si la primera temporada de la serie de Jon Favreau protagonizada por Pedro Pascal. ¡Vamos allá!

La grandeza de una historia sencilla

Desde el primer instante en que arranca el primer capítulo de The Mandalorian vamos a poder percibir que hay un género cinematográfico que impregna absolutamente todo lo que vemos en pantalla: el western. Jon Favreau ha estado muy bien asesorado por Dave Filoni, el creador de series como The Clone Wars, donde personajes como Cad Bane han dado buena cuenta del género en sus apariciones.

The Mandalorian

Los ocho capítulos de la temporada 1 de The Mandalorian no constituyen un alarde narrativo de ningún tipo. Se trata de una historia sencilla, sin pretensiones de ir más allá ni de que el espectador se quede insatisfecho con los cabos sueltos que no se ve que están dejados así deliberadamente. Es una historia que no se bifurca en ramificaciones innecesarias y que cuenta estrictamente lo que necesitamos ver, aunque en parte eso también se traduce en capítulos tan cortos que en más de una ocasión nos hace ver cada uno un par de veces seguidas para no quedarnos con el gusanillo.

Ludwig Göransson nos ha regalado una banda sonora original que mezcla los acordes de las grandes composiciones de John Williams con los acordes de las mejores bandas sonoras del western compuestas por Ennio Morricone. Cada personaje principal y grupo tiene su propia pieza musical que nos hará comprender rápidamente lo que estamos a punto de ver. Os podemos asegurar que, si en un principio os puede parecer que no estáis viendo Star Wars, acabaréis pensando que es más Star Wars que algunas de las composiciones más recientes.

Fan service por y para fans

Otra de las cosas que ha marcado a la primera temporada de The Mandalorian es el fan service. Normalmente los más entendidos tienden a marcar el fan service (o fanservice, como lo prefiráis) como algo negativo. Sin embargo, en una franquicia como Star Wars, es algo prácticamente necesario. Estamos hablando de varias generaciones de fans que a lo largo de 40 años han seguido la franquicia creada por George Lucas. Cada una de esas generaciones quieren ver cosas diferentes en una producción de Star Wars, y parte del éxito que está cosechando The Mandalorian se debe a que Jon Favreau ha sabido brindárselo sin desmerecer al resto de las generaciones.

A lo largo de cada capítulo de la temporada 1 de The Mandalorian podemos encontrar una buena cantidad de Easter Eggs de Star Wars. Desde guiños inevitables a Star Wars Rebels hasta detalles sacados de videojuegos de Star Wars y de las películas de la saga, especialmente de la Trilogía Clásica, que había quedado algo abandonada por las producciones cinematográficas de la Trilogía de las Secuelas.

Y hablando de videojuegos, parte del encanto de los capítulos autoconclusivos que podemos encontrar en la primera temporada de The Mandalorian es precisamente cierto aire que nos recuerda a las acciones a realizar en un RPG, incluyendo las mejoras graduales del equipo del personaje y los viajecitos para aceptar misiones.

Este es el camino

Desde luego, Jon Favreau ha sabido dar con la tecla de Star Wars. Especialmente con la tecla del fandom de Star Wars. The Mandalorian ha creado todo un fenómeno gracias en parte a su personaje más famoso, el Niño, al que Internet ha bautizado como Baby Yoda. A pesar de ser un producto nacido a imagen y semejanza de lo que quiere Disney, es un personaje que no desentona para nada dentro de una historia de Star Wars.

Otra cosa que ha demostrado The Mandalorian es que Star Wars puede existir sin la historia predominante de la Fuerza. Una historia sin la intervención continua del Lado Oscuro y el Lado Luminoso. Sin Jedi y Sith luchando con sables de luz por ver quién tiene la razón. La Fuerza existe en The Mandalorian, pero no se convierte en un personaje más de forma innecesaria. Además, cada capítulo de The Mandalorian nos obsequiará con varias obras de artes conceptuales del propio episodio. Y son piezas de artes conceptuales que harán las delicias de más de uno.

Con la segunda temporada de The Mandalorian a unos pocos meses vista, no vamos a entrar en la trama que hemos podido ver a lo largo de la serie, no queremos spoilear a quienes no han visto los ocho primeros capítulos, pero si Favreau mantiene el nivel que ha dejado en la primera temporada de The Mandalorian, el futuro de la serie de Star Wars brilla con luz propia.

Valoración

Jon Favreau se ha marcado una primera temporada de The Mandalorian casi perfecta, con grandes dosis de easter eggs para los fans de Star Wars y con una historia sencilla que ha enamorado a público y crítica.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Una historia sencilla respetando el canon de Star Wars. Personajes carismáticos y un gran equilibrio entre acción e historia. Sabe a western.

Lo peor

La duración de los capítulos es bastante corta para lo que se puede esperar de una serie de estas características.

Y además