María Magdalena
Análisis

Crítica de María Magdalena con Rooney Mara y Joaquin Phoenix

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de María Magdalena, la nueva película de Garth Davis (Lion) protagonizada por Rooney Mara, Joaquin Phoenix y Tahar Rahim. En cines a partir del 16 de marzo.

Si estáis hartos de las versiones acomodaticias de la Biblia y de su cíclica irrupción en pantalla con motivo de la llegada de la Semana Santa es más que probable que María Magdalena os sorprenda por su desafiante mensaje y su punto de vista, inédito hasta ahora.

Cuenta con el encanto extra de no tener ninguna pretensión evangelizadora. Su guión va más allá del hecho religioso para hacer pensar al espectador sobre algo mucho más universal, lo que la actualiza completamente.

Con la evidente voluntad de recuperar la visión que habría podido tener en la época una mujer “especial”, Garth Davis, que ya nos sobrecogió sobremanera con Lion, se atreve a esbozar un retrato espiritual de María Magdalena, prometida en matrimonio por su familia como mandaba la tradición y huida de su hogar para unirse a los bautistas que se convertirían en apóstoles de Jesús.

Pero la película va mucho más allá de este primer objetivo y se erige, de alguna manera, en defensora de algo que está del todo perdido en nuestra sociedad capitalista, que rige también en el estamento del clero: la integridad.

Ésta es la principal razón por la que los que se autodenominan creyentes a día de hoy saldrán del cine con los pelos de punta y renegando. Van a encontrar como aliados de sus críticas algunas decisiones arriesgadas de casting como la elección de Chiwetel Eljiofor como Pedro, que verdaderamente sorprende al principio, o su cadencia rítmica parsimoniosa. Pero es que sencillamente la película reclama un tempo interno pausado: es una cinta muy contemplativa que te absorbe desde el principio (si entras en ella y en lo que propone).

María Magdalena

Esa magia la consigue saltándose bastante los estereotipos vigentes: no es una película que se desarrolle íntegramente en el desierto, sino que tiene un aire más contemporáneo dentro de su pretensión de retratar una determinada época. Vemos pueblos pescadores en los que el agua, como fuente de purificación y de renacimiento en una nueva fe es fundamental y tenemos una perspectiva femenina rupturista respecto a los usos y costumbres.

Descubre las mejores películas de Joaquin Phoenix

El otro gran pilar que amplifica cada imagen es la maravillosa banda sonora del recientemente fallecido Jóhann Jóhannsson finalizada por Hildur Guðnadóttir (quien por cierto se hará cargo también de la BSO de Sicario 2, ejerciendo de heredero del compositor), con la que impregnan de lirismo cada fotograma, de principio a fin. Vas a ver la resurrección de Lázaro, la última cena, la traición de Judas, la pasión de Cristo, su muerte y resurrección como nunca antes te la habían contado pero, sobre todo, desde una óptica inaudita: la de una mujer que, según recientes estudios confirman, sería mucho más importante de lo que nos han hecho creer hasta ahora.

No es solo que María Magdalena le pegue una patada en el culo a la figura que nos han presentado como una prostituta (gracias al papa Gregorio Magno que en el año 591 decidió así tergiversar la historia tildándola de “mujer pecadora”) sino que le da una verdadera bofetada con la mano abierta a la Iglesia en toda su extensión.

María Magdalena

El Jesucristo de Joaquin Phoenix, que entra en cólera al ver el mercadeo que se cuece en el interior del templo de Jerusalem, directamente pediría una nueva crucifixión si viera el Vaticano, los estamentos religiosos o cualquier tipo de abuso de los que saltan a primera plana cada poco tiempo, para nuestra desgracia. No, y menos en mi nombre, diría.

Por todo ello, María Magdalena es una película incómoda. Aceptarla y acoger con los brazos abiertos su mensaje sería darle la razón y admitir tantas cosas… La representación de María de por sí es una declaración de intenciones debido a la elección de Rooney Mara para el papel. No hay más que repasar la lista de intérpretes que se metieron antes en su piel desde Joanna Dunhman en La historia más grande jamás contada en 1965 hasta Paz Vega en María de Nazaret en 2012 pasando por Juliette Binoche en Mary, Monica Bellucci en La Pasión de Cristo, Barbara Hershey en La última tentación de Cristo o Anne Bancroft en Jesús de Nazaret; para darse cuenta de lo diferente que es el enfoque que proponen las dos guionistas que se han encargado del libreto: Helen Edmundson y Philippa Goslett.

María Magdalena

Joaquin Phoenix como un iluminado Jesús y Tahar Rahim como Judas, son sencillamente sensacionales también. La revisión de ambos personajes también es profunda, sobre todo la de este último con quien es más fácil de empatizar que en la mayoría de sus retratos fílmicos.

La película lo tiene difícil para triunfar porque se toma su tiempo para arrancar y pone los puntos sobre las íes. Los más fervorosos a nivel religioso, que serán los que se sientan atraídos por el cartel, saldrán indignados y el resto es probable que no le dé una oportunidad siquiera. Y sin embargo, hasta qué punto da en el blanco con sus reivindicaciones...

Valoración

Garth Davis se separa de la tradición para crear una película centrada en María Magdalena. Resulta tan arriesgada como eficaz en su defensa de una figura denostada sin motivo que cargaba con un reputación miserable.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Las interpretaciónes: Joaquin Phoenix, Rooney Mara y Tahar Rahim trabajan de forma excepcional. El mensaje es valiente y muy válido a día de hoy.

Lo peor

Sobre todo al comienzo, es una película lenta que puede desesperar a los más impacientes. Habrá quien no le de una oportunidad por ser arriesgada.

Lecturas recomendadas