Personal Assistant
Análisis

Crítica de Personal Assistant, una feel-good movie protagonizada por Dakota Johnson

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Personal Assistant, una película dirigida por Nisha Ganatra y protagonizada por Dakota Johnson y Tracee Ellis Ross. En cines desde el 26 de junio de 2020.

Como ya os dijimos en nuestra crítica de La posesión de Mary, el 26 de junio es el día en el que regresan los estrenos con abundantes novedades a la cartelera. Si aquella era la primera apuesta en el plano del género del terror, Personal Assistant es una feel-good movie veraniega que encaja a la perfección con las expectativas depositadas en ella tras ver el tráiler.

En pocas palabras, es eficiente, agradable y una película perfecta para arrancar la temporada teniendo en cuenta, por supuesto, los protocolos sanitarios impuestos para las salas de exhibición. Encontraréis gel hidroalcohólico en la entrada, veréis menguado el aforo de la sala y se recomendará el uso de la mascarilla solo en el caso de que no se respete la distancia social con el resto de los espectadores, además de medidas adicionales como desinfecciones frecuentes o carteles informativos.

En este caso, además, esta película ha sido a la que hemos tenido acceso mediante pase de prensa presencial previo, así que ha conllevado un extra de emoción al volver a ver una cinta en pantalla grande y con su sonido retumbando en la sala. Teniendo en cuenta que cuenta con una banda sonora bastante digna llena de temas lengendarios y versiones de los mismos, ha merecido la pena.

¿De qué va Personal Assistant? Nos presenta a Maggie, la asistente personal de una gran estrella mediática: la cantante Grace Davis, que está en la cima de su carrera. En el competitivo mercado de la música, lo ha hecho todo incluyendo un álbum de mezclas y un directo.

Ahora, su representante pretende que firme un acuerdo para actuar durante varios años seguidos en Las Vegas, dejando de lado las giras mundiales y centrándose en conseguir un dinero seguro sin arriesgar demasiado, algo que todo el mundo considera que es el paso natural que debe dar dado que ya sobrepasa la cuarentena.

Maggie, que ama la música desde niña y admira a Grace profundamente, considera que es un desperdicio y que puede ser el momento ideal para lanzar un nuevo disco y recuperar su voz, dejando de lado los sintetizadores, las remezclas y los caminos fáciles.

A tal efecto realizará arreglos en una de sus canciones y tratará de poner en pie una carrera de productora musical encargándose de la carrera de un joven cantante con el que comparte gustos y aficiones. Sin embargo, nada le resultará fácil: muchos tratarán de desalentarla dudando de sus cualidades y eclipsando sus esfuerzos por abrirse paso.

Personal Assistant está filmada con gusto, sin hacer grandes dispendios desde la producción, pero consiguiendo que sea verosímil y defiende ideas de lo más interesantes: lo importante que es romper barreras y prejuicios, confiar en uno mismo y quererse en primer lugar para poder gustarle después a los demás además y lo imprescindible que resultan el compromiso, el trabajo duro y la autoestima. Ser honesto de forma personal y ser coherente con lo que se irradia hacia afuera.

Uno de los principales activos de la película es contar con una protagonista femenina tan estupenda como Tracee Ellis Ross que encarna a la perfección a su personaje dando la imagen de una cantante madura pero dispuesta a reinventarse ad eternum, que se conoce bien a sí misma y tiene claro el reto que se le plantea al tener que competir ferozmente con nuevas generaciones de artistas. Canta, baila y se come con patatas la cámara.

Dakota Johnson es también una actriz con talento, que gracias al trampolín de la trilogía de Cincuenta sombras de Grey ha conseguido una gran popularidad pero que, a cambio, tendrá que sacarse el sambenito de encima de ser relacionada con ella de forma inmediata. Por el momento, se ve que lo está haciendo bien, eligiendo papeles distintos entre sí como los desarrollados en Suspiria, Malos tiempos en el Royale o Wounds y evitando así lo que sería un desastroso encasillamiento. Aquí le da a su rol la candidez y determinación necesarias para que el espectador simpatice con ella y con sus aspiraciones.

En resumidas cuentas, Personal Assistant es una película que se deja ver, que deja buen sabor de boca y que cuenta con valores de producción e interpretativos interesantes, al margen de una banda sonora que agradará a los más melómanos de la sala. Puede que le falte un poco de pegada al clímax final, que se alarga demasiado, pero desde luego, es una buena cinta con la que recobrar la sanísima y ansiadísima costumbre de ir al cine. 

Valoración

Universal se lanza al ruedo con su primer estreno postconfinamiento en el que apuesta por una película "feel good" acertada, serena e incluso inspiradora. Una buena propuesta para recuperar la normalidad también en lo que a consumo cinematográfico se refiere.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Es una propuesta agradable y simpática que está bien narrada y tiene mensajes positivos como quererse a uno mismo y confiar en el talento propio.

Lo peor

Se hace un pelín larga en su tramo final: le habría hecho falta algo más de ritmo y empuje al clímax del desenlace.

Y además