Playmobil: la película
Análisis

Crítica de Playmobil: la película, con Anya Taylor-Joy y Gabriel Bateman

Por Raquel Hernández Luján

Los clicks de Playmobil cobran vida en una película de animación protagonizada por Anya Taylor-Joy y Gabriel Bateman. En cines a partir del 30 de agosto de 2019.

Si has tenido infancia, has tenido algún set de Playmobil. Así que quien más, quien menos, sabe qué va a ver cuando salta a la cartelera un título como Playmobil: la película. Se trata de una aventura dirigida al público más infantil que promueve la unión familiar y de paso sirve como escaparate para el producto: los juguetes, de modo que en gran parte es como un inmenso spot de la marca.

Hazte con los mejores sets de juguetes Playmobil

Dicho en otras palabras: solo encandilará a los que sean muy fans de la imaginería de los clicks y a los niños pequeños, que probablemente salgan del cine pensando en aumentar sus colecciones. El espectador medio, tendrá más problemas para entrar en la historia, sobre todo por su tendencia a lanzar números musicales (¿por qué, qué hemos hecho?) y por el trasfondo dramático en el que Anya Taylor-Joy (Glass) se desenvuelve especialmente mal.

La historia comienza con su personaje, la adolescente Marla, pensando en dejarlo todo para irse a recorrer el mundo. Lamentablemente la desgracia se cierne sobre ella y los pájaros que tiene en la cabeza se desvanecen de golpe: le tocará asumir las riendas de su hogar y trabajar duramente para sacar adelante a su hermano Charlie (Gabriel Bateman a quien habéis visto recientemente en Muñeco diabólico).

En resumidas cuentas, la aventura desaparece de su horizonte hasta que Charlie la conduce hasta una feria en la que hay dispuesta una exposición de sets de Playmobil. Para su sorpresa, ambos son miniaturizados e insertados en un mundo en el que hay hadas, dinosaurios y vikingos. El problema es que Marla ha perdido a Charlie y tendrá que encontrarlo apoyándose en nuevos amigos como el conductor de camiones Del o el agente secreto Rex Dasher.

En la versión original podréis escuchar las voces de Daniel Radcliffe (Harry Potter), Jim Gaffigan (Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas) y Meghan Trainor, entre otros.

La primera comparación lógica que salta a la vista es la de La LEGO película... Pero ambas cintas son muy distintas entre sí, dado que en Playmobil: la película no encontramos ya el ingenio del que hacía gala el guión de Phil Lord y Chris Miller, con abundante metarreferencialidad y guiños a la cultura pop.

En el caso que nos ocupa, el producto es mucho más modesto y menos ambicioso y se circunscribe a una cinta de entretenimiento infantil sin mayores alicientes para el público adulto. Sus guionistas Blaise Hemingway, Greg Erb y Jason Oremland tienen poco rodaje y eso se traduce en una historia arquetípica, tan predecible como sencilla aunque también eficiente y correcta dadas sus restringidas pretensiones.

Lino DiSalvo, también debuta como director, aunque sí que ha trabajado en el departamento de animación de grandes producciones de Disney como Frozen: El reino del hielo (2013), Enredados (2010), Bolt (2008) o Chicken Little (2005), contando por tanto con un bagaje de lo más interesante a sus espaldas.

En cualquier caso, Playmobil: la película también se aleja técnicamente de La LEGO película al obviar el stop-motion y valerse de la animación digital: eso permite estilizar los diseños de los personajes e incluso otorgarles una mayor expresividad pero también rompe un poco la magia y el humor que podría derivarse de tratar de llevar los detalles de los juguetes a la gran pantalla.

En fin, no es de lo peor que hemos visto este año, pero está claro que es una cinta menor y de nicho, que además en nuestro país se estrena especialmente tarde, de manera casi inoportuna... Puede que a mediados del verano hubiera tenido más recorrido entre la gente menuda pero estrenándose el 30 de agosto apenas tiene una semana para calar en los enanos antes de que vuelvan a la rutina del colegio.

Valoración

Playmobil es una película enfocada a un público muy infantil, de hecho solo la mirada de un niño puede redimir sus defectos.

Hobby

59

Regular

Lo mejor

La calidad de la animación es razonablemente buena y personajes como Rex Dasher tienen su gracia.

Lo peor

La historia de Marla y Charlie hace aguas, el hilo narrativo es muy endeble y la calidad global del producto, muy mejorable.

Y además