Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Crítica de Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City - Interesante homenaje, pero película fallida

Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City

Un nuevo comienzo para las películas de Resident Evil ha llegado y coloca a Chris, Claire y Leon en el ojo del huracán del Virus T. ¿Funcionará esta adaptación de los videojuegos? Veamos en qué ha mutado la franquicia.

A lo largo de los años, las películas de Resident Evil de Paul W.S. Anderson dieron mucho que hablar por lo "libres" que eran en su adaptación de los videojuegos de Capcom. Pero los fans recibieron algo de esperanza con el anuncio de esta Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City.

Esta vez, un nuevo director, Johannes Roberts (que se encargó de la interesante A 47 metros), cuenta la historia desde cero y, como se prometió desde un principio, será mucho más fiel a las historias de Chris Redfield, Jill Valentine o Leon Kennedy.

Suscríbete a Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Comenzar suscripción

Después de haber visto Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City, os podemos confirmar que así ha sido: la película es una mezcla de los acontecimientos de Resident Evil 1 y Resident Evil 2 razonablemente respetuosa, pero como película en general... Ahí la cosa no "huele" tan bien.

La historia nos lleva al momento del estallido del virus en Raccoon City, cuando Chris Redfield, Jill Valentine y el resto de sus compañeros comienzan a descubrir los tejemanejes de la Corporación Umbrella y, por supuesto, se adentran en la mansión Spencer.

Por su parte, Leon Kennedy es un policía novato que también ha de salir de una pieza en su primer día dentro de la policía de Raccoon City, mientras asimila qué son estos "infectados".

Como veis, los conceptos generales son los mismos, aunque es cierto que hay cambios reseñables, como el propio origen de Chris y Claire Redfield, que están mucho más vinculados a esta ciudad.

En cualquier caso, Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City busca premiar al fan atento de los videojuegos, con montones de referencias y una ambientación muy, muy inspirada en ellos.

Así, la comisaría de policía de Raccoon City es idéntica en su exterior y su recibidor a la Resident Evil 2 y los bosques y la entrada de la mansión Spencer dan un chute de nostalgia instantáneo al llevarnos a los instantes iniciales del primer juego.

Lo mismo sucede con los monstruos, desde ese mítico encuentro con el primer zombi hasta otros seres super característicos de los dos primeros juegos y que no os contamos aquí por si los spoilers...

La cosa no queda ahí, pues también hay pequeños momentos de sus historias salpicados por aquí y por allá (el camionero y su hamburguesa, ciertas armas clave, etc.), así que, con todo lo que estamos contando, la cosa no pinta mal, ¿no?

Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City

Lamentablemente, a partir de aquí comienzan las pegas, empezando por el propio reparto. Aunque la película es más bien coral y reparte los momentos de protagonismo, el eje es la Claire Redfield de Kaya Scodelario (El corredor del laberinto).

Ella hace lo que puede con el papel, pero hay algunos momentos en los que su personaje cae antipático y, quizá, le falta algo de contundencia para el rol tan "duro" que le quieren asignar. En cualquier caso, tanto ella como el Chris de Robbie Amell (Ronnie en The Flash) tienen sus momentos.

Mucho más desacertado nos parece la decisión de casting y la recreación de Leon Kennedy, asignada a un Avan Jogia (Zombieland: Mata y remata) que sí, tenemos claro que es muy molón, pero en la película interpreta a un... Seguramente "panoli" sea el calificativo más aproximado.

Resulta decepcionante ver cómo han convertido a un personaje tan "cool" como Leon en el alivio cómico de la película y, aunque tiene ciertos momentos de heroísmo, desinfla el globo de nuestras expectativas al comportarse de forma tan... Bueno, tan "poco Leon".

Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City

La siempre eficaz Hannah John-Kamen (Ant-man y La Avispa) hace un trabajo correcto con la Jill Valentine que le ha tocado interpretar, que por alguna razón es más pizpireta y "canalla" que la original de los juegos, pero aceptamos barco.

Por otro lado, nos queda un Albert Wesker que, aunque también se diferencia respecto al de los juegos en que comienza siendo más noblote, ofrece contundencia en pantalla gracias a la interpretación y al imponente físico de Tom Hopper (The Umbrella Academy).

Nos quedaría el descorazonador caso de William Birkin (Neal McDonough, "Dum Dum" en Capitán América), que no solo parece ser malo "porque sí", sin un contexto más claro y que nos haga empatizar con él, sino que su papel está excesivamente sobreactuado, sobre todo en los compases finales.

Por alguna razón, hay varios personajes secundarios que sobreactúan en exceso, como un jefe de la comisaría de policía (Donal Logue, Hervey en Gotham) que resulta demasiado cargante. Da la sensación de que quieren que haga gracia lo cruel que es con sus subalternos, pero se queda en que no cae bien.

Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City

Todos estos personajes confluyen en un argumento que, como decíamos, mezcla los acontecimientos de los dos primeros Resident (con algún momento de Code Veronica, ojo) y, quizá, ahí está uno de los principales problemas de la película: se hace demasiado larga.

Es cierto que, una vez bien arrancada la acción, es satisfactorio ver cómo consiguen "colocar" a cada personaje en su sitio: los STARS en la mansión Spencer, Leon y Claire en la comisaría... Y logran que ambas historias avancen en paralelo. Eso es interesante.

Pero, para llegar hasta ahí, hemos tenido que pasar por un arranque lentíiiiisimo (y, como decíamos, algo sobrecargado de personajes que no conectan con el espectador), que además, no consigue dar miedo.

De hecho, la película se ve especialmente lastrada por esa falta de terror, aunque en cierto sentido puede que no sea culpa suya, exactamente: como espectadores, "sentimos" que los protagonistas, precisamente por ser personajes clave de la franquicia, tienen más posibilidades de sobrevivir en circunstancias en las que otros la palmarían claramente.

Aún así, hay ciertos momentos de tensión y agobio que recuerdan a la etapa clásica del cine de zombis de George Romero, como un tiroteo a oscuras protagonizado por Chris que es, con diferencia, uno de los mejores tramos de acción de la película.

En conjunto, tenemos sensaciones encontradas con Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City. Por un lado, se nota que el director Johannes Roberts es fan de los videojuegos y ha querido homenajearlos al máximo. Eso hace que, si eres fans de la franquicia, disfrutes del picoteo de detalles y huevos de Pascua por aquí y por allá.

Pero, por otro lado, si esta película se llamara "Bienvenidos a Whatever City" y no estuviera basada en los juegos, tendría poco margen de alabanza: ofrece un ritmo muy irregular, algunas actuaciones son desmesuradas y, sobre todo, no consigue dar pavor ni tensión real.

Haberse inspirado en los juegos es su mayor virtud (es muy entretenido estar atento a las constantes referencias) y su mayor condena, pues parece tan preocupada de demostrar que sus responsables se saben la franquicia que olvida lo más importante: atrapar y emocionar por sí misma.

La escena postcréditos deja claro que hay intenciones (¡cómo no!) de dar pie a una nueva franquicia de películas y, sinceramente, esperamos que pueda ser así, pues hay potencial para algo más y creemos de verdad que sus responsables tienen ganas de hacer algo grande. Pero necesitan centrar el tiro para que la cosa, en vez de una gran infección, no se quede en un mero resfriado otoñal.

Antes de irte, ¡recuerda! Tenemos la críticas de TODAS las películas basadas en videojuegos dentro de nuestro especial Del juego al cine. ¡Visítalo para conocer películas sobre juegos que seguro que no conocías!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Como adaptación de los videojuegos tiene cierto encanto y es mucho más fiel que las películas previas, pero como experiencia de terror o incluso de acción deja bastante que desear, hasta el punto de que se "hace bola" en muchos momentos.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las recreaciones fieles de ciertos monstruos, momentos icónicos y lugares de los videojuegos. Los huevos de Pascua por aquí y por allá.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Las sobreactuaciones. Salvo muy escasas excepciones, los momentos de terror y los de humor no funcionan. Se hace algo larga.
Hobby

55

Regular

Y además

Más artículos