Servant
Análisis

Crítica del comienzo de Servant, la serie de suspense de Apple TV+

Por Raquel Hernández Luján

Crítica del comienzo Servant, la serie original de Apple TV+ creada por Tony Basgallop y dirigida entre otros por M. Night Shyamalan. En la plataforma desde el 28 de noviembre de 2019

Tenemos nueva serie de suspense con momentos de verdadero terror: Servant. Nos la sirve en exclusiva Apple TV+ como una de sus series originales, con la que desde luego han conseguido crear una gran expectación... Entre otras razones, porque es el afamado M. Night Shyamalan (Glass) quien se ha puesto tras la cámara para dirigir el primer episodio titulado "Reborn" y también el noveno, titulado "Balloon".

Qué es Apple TV+, cómo funciona y todo lo que debes saber

Ya sabemos que su nombre siempre va ligado a la polémica pero, en esta ocasión, no se encarga del guión, de modo que es Tony Basgallop quien, como creador, recogerá más los aplausos o las críticas. Puede que os resulte familiar por su dilatada carrera televisiva como guionista de series como Gente de barrio, Hotel Babylon o las más recientes Outcast, 24: Legacy y Berlin Station.

De momento, en su estreno el pasado 28 de noviembre, se han lanzado los tres primeros episodios y se irá estrenando uno nuevo cada viernes hasta el 16 de enero, cuando podremos emitir un veredicto ya habiendo visto la serie al completo. De momento, aquí tenéis el tráiler de la serie Servant, para que vayáis abriendo boca: 

Suspense en bandeja de plata

¿De qué trata Servant? Es difícil saberlo. La serie nos introduce en una familia muy peculiar compuesta por una periodista llamada Dorothy y su marido, Sean Turner, un afamado chef.

A raíz de la pérdida de su hijo Jericho, ella padece un trastorno psiquiátrico que les lleva a adoptar a un muñeco hiperrealista como elemento de transición al que ella mima como habría seguido haciendo con su propio hijo mientras que él solo se comporta así en su presencia.

La estabilidad familiar cambia bruscamente cuando el matrimonio decide contratar a una interina para que cuide del pequeño en ausencia de su madre. Para asombro de Sean, la joven Leanne Grayson acepta sin ningún reparo su labor, actuando con total naturalidad. Pero, todavía va a producirse un cambio aún más asombroso que llevará a Sean a confabularse con su cuñado Julian para investigar el pasado de Leanne... ¿Quién es ella realmente? 

Una mansión llena de secretos

Servant comienza in media res, cuando el matrimonio recibe por primera vez a quien será su sirvienta a tiempo completo, alojada en su propio hogar y a cargo del "sustituto" de Jericho. Así que todo lo que sabe el espectador, es por medio de las conversaciones de los personajes. En el transcurso de los tres primeros episodios no hay flashbacks que refuten o corroboren sus palabras. Dicho de otro modo: el espectador está obligado a estar constantemente pensando qué quiere creer y qué no se traga por nada del mundo. 

También parece haber ciertos elementos sobrenaturales ligados a la religión, que aún solo se han apuntado. Leanne es una ferviente cristiana que reza cada noche y crea unos inquietantes amuletos en forma de cruz que sitúa sobre la cuna del pequeño. Hasta qué punto es este hecho el de desencadena toda la trama, es algo que tenemos que ver aún... pero la serie podría tirar también por una vertiente plenamente realista buscándole a los acontecimientos una explicación racional y plausible.

Entre tanto, lo que sucede en Servant nos enerva cada vez más, con la música discordante de Trevor Gureckis contribuyendo a que cada nuevo descubrimiento o revelación nos tenga con los pelos de punta.

La realización también es peculiar: se opta a menudo por planos muy cerrados que se centran en los rostros y no solo no dejan aire en entre los personajes y el borde de los encuadres, sino que directamente incluso los dejan cortados. También hay rápidos barridos que simulan la velocidad a la que la atención dirige la mirada de un lado a otro buscando explicaciones o presencias a lo que sucede y, más extraño aún, hay numerosos planos picados y contrapicados que nos ofrecen una perspectiva, por así decirlo, incómoda. Todo ello, como decíamos, con la intención de que tengamos claro que, a pesar de que los personajes sean en más de una ocasión raros, retorcidos y mantengan un comportamiento inexplicable y ellos no quieran dejar que eso quede patente, nosotros sí estemos alerta.

Servant es una serie muy prometedora. Entra en terrenos poco explorados como es el propio tema de las terapias de sustitución para abordar la pérdida de seres queridos y aborda asimismo, desde una perspectiva inusual el drama de unos padres que no saben cómo superar la muerte de su hijo y recuperar su normalidad como seres individuales, como pareja y como unidad familiar.

Solo nos queda desear que no se convierta en otra analogía de Perdidos, sembrando intrahistorias sin parar que no obtienen un desenlace digno. Por el momento, ya en el tercer episodio hemos visto algunos diálogos difíciles de explicar, pero esperemos que la serie encuentre su rumbo y llegue a buen puerto. 

Valoración

El debut en Apple TV de la serie Servant es notable: la factura técnica exquisita y la atmósfera perturbadora a más no poder. La gran pregunta es si el desenlace estará a la altura de las expectativas dándole coherencia al conjunto.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

La realización con la búsqueda de planos muy cerrados, el absoluto control del espacio y el "mal rollo" de la la historia desde el principio.

Lo peor

A medida que avanzan los episodios, va perdiendo algo de lógica... o al menos, eso parece. A la espera de ver si se resuelve de forma correcta...

Y además