Crítica de Smile: ¿qué pasa cuando se nos cae la máscara de pretendida felicidad y nos enfrentamos al trauma?

Smile

Crítica de Smile, la película de terror escrita y dirigida por Parker Finn en la que se utiliza una maldición para abordar la ansiedad y la represión de los traumas. Estreno el 30 de septiembre.

Cae de cajón: los amantes del terror están esperando como agua de mayo el estreno de Smile, una película muy comercial y sencilla, que busca sobre todo los sobresaltos fáciles de los que te hacen saltar en la butaca del cine con un pico de audio.

Es una película que tiene sus bondades, como la de contar con una actriz protagonista que ha impresionado incluso a Stephen King, que ha elogiado su interpretación en la medida en la que muestra el deterioro propio de una enferma mental, al menos a ojos de todos los que la rodean. Ella es Sosie Bacon y es probablemente el gran pilar de un elenco por lo demás poco carismático.

VIDEO

Próximos estrenos de terror, ¡a morirse de miedo!

También adopta el riesgo de entrar en el terreno de las películas que buscan explorar algunos de los grandes males de nuestros días como la hipócrita apariencia de felicidad y la postergación del enfrentamiento a los traumas que puede derivar en la evitación sistemática, ya sea volcándose en el trabajo o mirando a otro lado.

Todo eso flota en el aire a lo largo de los 115 minutos que dura Smile pero, por desgracia, no llega a puerto con una conclusión en la que termine de unificarlo todo de forma satisfactoria. Es más, esta película de miedo tiene serios problemas de coherencia interna a la hora de crear una mitología propia articulada con prisas y demasiadas licencias narrativas.

¿Es carne de saga? Por supuesto que sí: está ideada para perdurar como lo hicieran otras franquicias anteriormente del estilo de The Ring, a la que apunta en más de una ocasión, por más que aquella sea un referente mucho más terrorífico y mejor armado.

VIDEO

Tráiler de Smile, la inquietante película de terror que llega a los cines en septiembre

La película arranca presentándonos a la doctora Rose Cotter, una psicoterapeuta habituada a trabajar con pacientes paranoicos y psicóticos que un buen día recibe en su consulta a una mujer fuera de sí. Tras tener un ataque con convulsiones, la joven exhibe una sonrisa terrorífica y procede a rajarse el cuello, muriendo casi de inmediato.

Rose queda profundamente perturbada por este incidente y comienza a experimentar un miedo indecible: escucha voces, tiene visiones y se siente acechada por una entidad desconocida que la lleva a comportarse de forma errática. Tanto es así que su jefe le propone tomarse un tiempo de descanso. No puede tratar a sus pacientes en ese estado y necesita ella misma ir a terapia.

Sin embargo, Rose decidirá recurrir a un viejo conocido para comenzar a investigar la serie de eventos que la ha llevado a encontrarse en ese punto e incluso a indagar en su pasado para cerrar una antigua herida que lleva reconcomiéndola toda su vida.

Smile

Pero ¿esto da miedo o no?

Smile tiene la capacidad de generar secuencias muy inquietantes, sobre todo al comienzo de la película. Si has visto el tráiler, te han spoileado desde la propia distribuidora algunos de los mejores sustos de la película, que son uno de los grandes atractivos que tiene. Pero tenemos malas noticias: no es de esas historias que te sugestionarán al punto de mirar debajo de la cama al llegar a casa.

Hay varias razones para que esto ocurra: los personajes se comportan a menudo de forma algo estúpida (hay momentos de comedia involuntaria) y la historia está francamente muy mal cerrada y alargada de forma innecesaria.

Quizás sería más funcional si no tendiera a la repetición, pero sobre todo si consiguiera crear un mundo propio que tuviera una mínima lógica. La dependencia final de unos grotescos efectos especiales, termina de tirar por tierra el estúpido clímax, que además recuerda demasiado a películas ya vistas y mejor realizadas.

No hay más que ver el comienzo de Smile para aventurar cómo terminará, así que no hay que ser ningún genio para darse cuenta de que habría dado para más.

Es una ópera prima que se queda a medias en sus pretensiones: sirve más como pasatiempo para elevar las pulsaciones de cuando en cuando (un par de botes das en la butaca sí o sí) que para realizar una ingeniosa incursión en el terreno del terror psicológico, ese que se te agarra a las entrañas y te deja obsesionado durante días. Es frustrante, porque daba la impresión de que era su objetivo real.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Si vas en busca de cuatro sustos, Smile te va a satisfacer; si buscas algo más profundo es probable que te deje con ganas de más porque el final es muy insatisfactorio como cierre de todo el planteamiento metafórico de la película. Una pena, apuntaba maneras al comienzo.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Cómo va hilando un mensaje sobre las falsas apariencias y lo que sucede cuando tratamos de enterrar traumas en el pasado sin resolver.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No es capaz de erigir ni desarrollar una mitología propia y tampoco remata bien las ideas expuestas a lo largo del metraje. Es muy previsible.
Hobby

62

Aceptable

Y además

Smile (2022)

Lanzamiento:

Argumento:

Smile es una película de terror escrita y dirigida por Parker Finn, siendo el debut del cineasta en un largometraje tras su corto The Hidebehing. Este interesante thriller psicológicocuenta la historia de la doctora Rose Cotter, una psicóloga que un día sufre un extraño y traumático incidente con una paciente que afirma ver algo que nadie más pu...