El sueño de Nate

En El sueño de Nate, Tim Federle adapta su novela "Better Nate Than Ever" para hacer una película muy Disney sobre un joven que sueña con protagonizar el musical de Lilo y Stitch.

Imagina por un momento que tienes la suerte de saber cuál es tu sueño, pero no cualquier sueño, sino tu gran sueño, aquello que amas y que darías la vida por tener. Nate es esa persona, un adolescente en potencia que tiene muy claro que lo suyo es darlo todo sobre el escenario

El protagonista de El sueño de Nate empieza la película bailando al ritmo de la música que lleva en su cabeza. Está listo para ser el protagonista de la nueva obra de teatro de su colegio, está listo para convertirse en Lincoln. Pero las listas de admitidos no lo incluyen ni siquiera como segunda opción.

VIDEO

Better Nate Than Ever _ Official Trailer _ Disney

Entonces, antes de que a Nate le dé tiempo a ponerse triste, su mejor amiga Libby lo rescata de esa situación y le propone un viaje a Broadway para hacer un casting del próximo musical de Lilo y Stitch

En apenas unos minutos la película ya ha arrancado, nos ha definido claramente a sus protagonistas y marcado el objetivo que estarán persiguiendo durante la hora y media que dura su aventura. 

Suscríbete a Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Comenzar suscripción

El sueño de Nate no nos dará un respiro, tiene sus altos y sus bajos: esos momentos en los que todo parece perdido para encontrar una rápida solución antes de que su mundo se desmorone. 

Hay suspense, situaciones a contrarreloj que pondrán a sus protagonistas a la carrera, que les harán temer porque sus padres puedan descubrir el tremendo lío en el que se han metido. Hay amor y desamor, hay canciones y bailes, pero sobre todo hay triunfo y sueños hechos realidad.

El sueño de Nate

No estamos ante un musical como High School Musical, la gente no se pone a bailar por los pasillos siguiendo las convenciones del género, estamos ante una película con unos pocos números musicales que ocurren en lugares concretos y que buscan una aproximación realista.

Las calles de Nueva York son el escenario ideal para un espectáculo callejero improvisado, aunque es en la imaginación de Nate donde todo se vuelve posible. En ella es donde se despliega el número musical más puro, con montones de extras bailando en sincronía rodeados de un escenario de cartón piedra mientras sus coreografías ensalzan la voz del niño que les sueña.

El sueño de Nate

Juegos de luces con cambios de colores y cañones de seguimiento potencian el artificio de los bailes, pero el resto de la película sigue sintiéndose musical, el montaje deja de ser invisible, es rítmico y ágil, para que veamos sus trucos y sintamos sus tiempos. 

El sueño de Nate podría ser un buen punto de partida para jóvenes con interés por los musicales que todavía no se hayan lanzado a ver ninguno, con referencias a algunos tan míticos como Wicked, Avenue Q o West Side Story, que se entremezclan con este largometraje tan de la casa. 

VIDEO

West Side Story - Teaser del remake

La nueva película de Tim Federle es muy Disney porque nos habla de no rendirnos y seguir luchando por lo que queremos, porque nos dice que si tenemos el talento y las ganas podemos cumplir nuestros sueños en la Gran Manzana.

Pero también es muy Disney en sus referentes. El propio musical del que Nate aspira a formar parte es Lilo y Stitch en lugar de E.T. como en el libro original. La película está salpicada de menciones a otras producciones de la compañía e incluso se canta Let It Go, todo un clásico dentro de las canciones Disney que además se ha convertido popularmente en un himno LGTB+.

El sueño de Nate

Seguramente no sea casualidad que se haya elegido esa canción para que la cante su protagonista, porque la película no es tan Disney después de todo. Nate es gay, aunque nunca llega a decirlo con esas palabras. 

Nate es “diferente” o va a “amar a otras personas”, es amanerado, canta y baila, pero también es travieso y creativo.

Es valiente que una película destinada al público infantil de Disney Plus tenga un protagonista abiertamente gay, especialmente después de las últimas polémicas, pero es cobarde que nunca se le llame por su nombre. Todavía nos queda camino por delante...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

El sueño de Nate es breve pero intensa, no te dará tiempo de aburrirte porque constantemente están ocurriendo cosas que van acercando a Nate a su sueño.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Entretenida y apta para toda la familia, que puede servir como introducción para la gente más joven al mundo de los musicales.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es muy ñoño el mensaje sobre el poder de los sueños. Que no se diga “gay”.
Hobby

70

Bueno

Y además