Crítica de la temporada 3 de Yo nunca: otro hit veraniego para Netflix que pide a gritos una maratón

Yo nunca 3

Crítica de la temporada 3 de Yo nunca (Never Have I Ever), de estreno en Netflix el 12 de agosto con las nuevas aventuras de Devi Vishwakumar.

Netflix cuenta con algunas series estrella que funcionan de maravilla: desde su lanzamiento el pasado viernes la tercera temporada de Yo nunca está cómodamente posicionada en el número dos de los contenidos más vistos en nuestro país entre Sandman y Alba y no parece que eso vaya a cambiar pronto.

Esta comedia de enredos adolescentes ha conseguido encandilar al público gracias a su sentido del humor y su caradura a la hora de retratar la vida de un grupo de jóvenes ávidas por empezar a vivir en un mundo que a veces les pone las cosas un poco complicadas. 

Ellas son las marginadas del instituto porque son brillantes pero aspiran, como cualquiera, a tener relaciones satisfactorias.

VIDEO

Tráiler de Yo nunca T3, ya en Netflix

Si habéis seguido Yo nunca, sabréis que el final de la segunda temporada quedaba marcado por dos nuevas relaciones: Ben y Aneesa y Devi y Paxton... es decir, que se hacía realidad el sueño de la protagonista principal.

La tercera temporada arranca justo en el momento en el que la nueva pareja pone los pies en el instituto Sherman Oaks, desatando la sorpresa, incredulidad y todo un río de comentarios maliciosos entre los celosillos estudiantes que comprueban cómo la empollona ha encandilado al chico sexy y popular por el que todo el mundo suspira.

Sin embargo, eso no significa que las cosas vayan a ir como la seda... Devi no va a tener que enfrentarse solo a la "opinión pública" o a un troll sino que va a tener como principal caballo de batalla su propia autoestima.

Yo nunca 3

Paxton también va a afrontar un paso a cierto grado de madurez, separándose del personaje que conocimos en la primera temporada y dando algunos pasos de gigante que pasan por dejar de lado los caminos fáciles y por enfrentarse a las consecuencias de sus actos.

Sin embargo, Devi será más voluble que nunca: la tercera temporada de Yo nunca está plagada de giros y de adiciones a los múltiples vértices amorosos de las vidas de las protagonistas. A veces se antojan un poco de relleno, pero todas las relaciones aportan algo para llegar al final del último segundo que os va a dejar con cara de sorpresa.

Uno de los ejes que han creado más expectación es la irrupción de un nuevo interés amoroso para Devi que reunirá algunas de las características ideales para que tenga con él una relación. Hasta ahí podemos leer.

Como siempre, la narración de John McEnroe seguirá siendo la columna vertebral de la serie, enlazando la historia de Devi con la de su padre, Mohan, aún muy presente en su vida y también sazonando la narración de espontáneas salidas de tono y hasta algún recordatorio de la carrera deportiva del exitoso tenista.

Ojo, que un episodio de la temporada (y solo uno), está narrado por Ben, que introduce un cambio en el tono de la historia para sumergirnos un poco en su evolución.

Porque, ya lo hemos dicho, pero lo reiteramos: toda esta temporada gira sobre dos grandes temas que son la aceptación del cambio y la forja de la autoestima. Se tenía que notar el paso del tiempo y la experiencia de este grupo de amigas, que son tan distintas entre sí y a la vez tan parecidas.

Yo nunca 3

Pero también vemos ese proceso en el grupo de los adultos, encabezados por la madre de Devi, Nalini, y Kamala que, en distintos contextos, deciden tomar las riendas de sus vidas y darles un giro importante.

Por el camino se desarrollan historias sobre el ghosting, los bulos y las fantasías e incluso hay un guiño divertido a Los Bridgerton con la alusión a Eric Perkis, alias Lady Whistleboy.

En suma, la tercera temporada de Yo nunca es tan divertida y maratoneable como las dos anteriores aunque quizás un puntito más adulta y menos frívola. Encontraréis muchos enredos y algún momento reiterativo de "ir y venir" pero nada que no sea perdonable en pro de la diversión.

¿Y ahora qué?

Si estáis enganchados a Yo nunca, tenemos buenas noticias: la serie ha confirmado su cuarta temporada, que coincidirá con el último año de instituto del grupo de adolescentes así que nos quedan por delante, como poco, diez episodios que servirán de broche de oro a la serie... si es que no amplía horizontes y nos lleva a acompañarlas a la universidad o se lanza un spin-off antes.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La tercera temporada deja constancia de que las creadoras de Yo nunca conocen la fórmula del éxito y son capaces de replicarla sin problema. Una nueva tanda de diez episodios que se consumen rápido y sin empacho.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Mantiene su tono jovial, ligero y desenfadado añadiendo nuevos vértices al triángulo amoroso principal. Desdramatiza las primeras relaciones sexuales.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Le saca menos partido a los personajes secundarios y lo deja todo en el aire para una cuarta temporada.
Hobby

78

Bueno

Y además

Yo nunca (Serie TV)

Argumento:

Yo nunca (Never Have I Ever) es una comedia adolescente de Netflix creada por Lang Fisher y Mindy Kaling(The Mindy Project) protagonizada por Maitreyi Ramakrishnan. En la serie se relata la historia de una adolescente que es la primera generación india en los Estados Unidos y su compleja vida. Ella quiere vivir una vida moderna para ser popu...