Crítica de Todo a la vez en todas partes - Si El multiverso de la locura te ha hecho flipar, prepárate para lo nuevo de los Daniels

Todo a la vez en todas partes

Los Daniels, Daniel Kwan y Daniel Scheinert, estrenan la loca película Todo a la vez en todas partes (Everything Everywhere All at Once) el 3 de junio. Os ofrecemos nuestra crítica antes de que explote el multiverso.

Con la película de Doctor Strange en el multiverso de la locura recién estrenada, su gran éxito de taquilla cogiendo comba al calor del interés despertado en la audiencia y con el precedente anterior de Spider-Man: No Way Home, queda bastante claro que versiones alternativas de los mismos personajes en distintos universos dan muchísimo juego.

Todo a la vez en todas partes se vale de una fórmula similar, pero se separa del género del cine de superhéroes para presentar algo muy distinto, aún más gamberro y desde luego tremendamente disfrutable por su particular mix de ciencia-ficción, humor y mala leche.

VIDEO

Tráiler de Todo a la vez en todas partes en castellano HD

La película arranca presentándonos a una familia chinoestadounidense que tiene problemas con el fisco dado que regentan una lavandería ruinosa y no terminan de apañarse para presentar la declaración de la renta.

Evelyn y Waymond son un matrimonio en crisis con una única hija, Joy, enfrentada a la parte más tradicional de la familia. Justo en el momento en el que ambos se encuentran tratando de esclarecer sus cuentas en la agencia tributaria, Evelyn empieza a experimentar una serie de alteraciones en su dimensión. 

Por lo que se ve, un Waymond procedente de otro universo tiene un mensaje que darle: una gran amenaza se cierne sobre el multiverso y Evelyn es clave para evitar que colapse... pero para ello tendrá que pararle los pies a una criatura que tiene la increíble capacidad de experimentarse a sí misma, de forma simultánea, en todos los universos.

Doctor Strange en el Multiverso de la locura se convierte en el mejor estreno en España desde el comienzo de la pandemia

Doctor Strange en el multiverso de la locura

Todo a la vez en todas partes va a llegar a España después de cosechar un gran éxito en Estados Unidos: inauguró el festival South by Southwest (SXSW) en el mes de marzo y tras un estreno limitado en cines, consiguió recaudar más de medio millón de dólares a pesar de salir solo con diez copias. 

No es para menos si tenemos en cuenta que cuenta con un reparto muy interesante: Michelle Yeoh es la principal protagonista, pero está muy bien acompañada por James Hong, Ke Huy Quan, Stephanie Hsu o Jamie Lee Curtis, entre otros. Todos ellos, por cierto, implicados hasta las cejas en una película muy original, sobrecargada y loca a más no poder.

Juega en la misma liga que otros trabajos de Daniel Kwan y Daniel Scheinert en lo que se refiere al humor escatológico como Swiss Army Man pero decididamente busca también llegar a un público más amplio que en otras ocasiones reduciendo la escala, apelando asimismo a otras tonalidades narrativas y desarrollando un guión audaz, impredecible y divertidísimo.

En pocas ocasiones podemos hablaros de una película que sea más generosa con los espectadores, porque si por algo se caracteriza es por ofrecer un amplísimo abanico de experiencias: dependiendo de la ocasión es ágil, romántica, sensible, ridícula, autoconsciente a tope y sobre todo imposible de prever en cada giro de guión. 

Esto no quiere decir que sea perfecta, claro está. Tiene algún que otro momento repetitivo y tarda un pelín en desplegar todo su arsenal, lo que termina por alargar el metraje un poco más de lo necesario. 

Eso sí, una vez que lo hace y termina de explotar, es imposible no entrar de lleno en su premisa y disfrutarla al máximo. Las risas están más que aseguradas.

Y esa es justo la sensación que transmite el reparto: la de habérselo pasado de maravilla poniendo en pie una narración en la que, detrás de cada detalle, se esconde un caramelo en forma de chascarrillo que termina llegando tarde o temprano pero que sirve para dar forma a una historia más amplia.

Todo a la vez en todas partes

En resumidas cuentas: Todo a la vez en todas partes es una de esas películas que no puedes dejar que otros te cuenten. Es para experimentarla, dejarse llevar por la montaña rusa de sensaciones que propone y por el festival de color, texturas y dimensiones que explota ante los ojos atónitos de la audiencia.

Lo que más llama la atención es que semejante mezcolanza (que se deja notar hasta en los temas remezclados de una banda sonora tan ecléctica como la puesta en escena) termine llegando a buen puerto y resultando incluso emocionante. En verdad hace honor a su título y te hace sentirlo todo a la vez en todas partes. ¡Id al cine a que os estalle la cabeza!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Derroche de diversión y talento en una película llena de capas en la que todo acaba milagrosamente convergiendo de una forma hilarante.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Que es divertidísima de todas las maneras posibles: tiene humor absurdo, escatológico, grotesco y sarcástico. Un combo bien cargado.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Tiende a repetir algunas ideas y por tanto a que el metraje se alargue un poco de más.
Hobby

85

Muy bueno

Y además