Crítica de Tres mil años esperándote, la nueva película de George Miller tras Mad Max: Furia en la carretera

Tres mil años esperándote

Tras el éxito de Mad Max: Furia en la carretera, George Miller lanza Tres mil años esperándote, una película fantástica basada en un libro de relatos de AS Byatt. Estreno el 2 de septiembre de 2022.

Mad Max: Furia en la carretera dejó el listón muy alto: era radicalmente original, contaba con un ritmo imparable y fue una apuesta incontestable con la que George Miller dio un puñetazo sobre la mesa. Sí, puede que el rodaje fuera caótico y extenuante, pero el resultado final brilló con luz propia gracias a un montaje final que consiguió sacarle el jugo al abundante material rodado.

Actualmente se rueda Furiosa, la ansiada precuela protagonizada por Anya Taylor-Joy, y se espera que haya más productos derivados de aquella hazaña narrativa de la que pudimos disfrutar en edición Silver, constatando que es un joyón.

En esta ocasión, las expectativas pueden hacerle daño a Tres mil años esperándote. Quienes esperen otro milagro revelador van a encontrarse algo muy distinto: una película larga y discursiva que se revela como un compendio de cuentos como "Las mil y una noches" pero con mayor resonancia en el mundo actual y, por una vez, una historia sobre el deseo sin moraleja.

VIDEO

Tráiler en castellano de Tres mil años esperándote, que llega a los cines en septiembre

El material de partida es el libro de relatos de AS Byatt publicado en 1994 “The Djinn in the Nightingale's Eye” y la idea central es la de dinamitar la figura del genio artero y ávido de libertad que trata de enseñarle una lección de humildad a los amos egoístas que quieren aprovecharse de los deseos que puede concederles.

¿Cómo lo logra? Poniendo en el centro de la historia a un personaje real que nos puede resultar bastante verosímil: la profesora Alithea Binnie, una narratóloga especializada en relatos antiguos, muy familiarizada con los djinn (genios) y algo dada a perderse en sus propias fantasías que llegan a resultarle indistinguibles de lo tangible.

 

Un buen día, cuando acude a un congreso, encuentra un objeto mágico y comienza a tener una serie de visiones que la dejan al borde del desmayo. Ya en la intimidad de su cuarto, Alithea recibe la visita de un genio que le ofrece hacer realidad tres deseos pero ella, muy escéptica, rechaza de plano la oferta porque conoce muy bien cómo terminan este tipo de historias.

El djinn trata de persuadirla contándole los hitos de su vida y haciéndola viajar a través de los siglos para descubrir el periplo que le llevó a vivir encerrado en una botella y lo que necesita para ser libre de verdad.

Con una estética orientalizante y una curiosísima mezcolanza de estilos y técnicas que van de lo más artesanal hasta el CGI puro y duro, Tres mil años esperándote habla de temas tan importantes como la búsqueda de la satisfacción vital, la diferencia entre la necesidad y el deseo y la exploración de los límites del amor, cuando éste es desinteresado y libre.

A grandes rasgos se puede decir que Miller se dedica a boicotear todas y cada una de las expectativas del espectador, metiéndolo en un laberinto de historias en las que los personajes, a veces devorados por sus obsesiones y otras cegados por sus metas, sufren toda clase de destinos imposibles de adelantar.

Pero, sobre todo, puede desconcertar el final dado que es más plácido, sosegado, luminoso y a la vez emocionante de lo que podría intuirse a tenor de los estallidos de color, las escenas abigarradas y opulentas y la fastuosa puesta en escena de los pasajes más fantasiosos.

Tres mil años esperándote (2022)

Tres mil años esperándote tiene la rara cualidad de desconcertar (cuando pensábamos que lo habíamos visto todo ya), pero de alguna forma también de retratar de forma muy fidedigna qué sería de un djinn en la actualidad si se encontrara con alguien satisfecho con su vida y con la capacidad de racionalizar sus deseos... ¿O no? ¿O puede que todo se desarrolle en la mente de nuestra protagonista?

No hay una única forma de interpretar la película, pero sí muchas de navegar por ella: si te dejas arrastrar por la marea llegas a lugares insólitos, si vas contacorriente puedes salir empapado y desconcertado por el revolcón en aguas bravas.

Dicho de forma menos críptica: no es para el gran público y no pretende ser una propuesta comercial, aunque visual y musicalmente sea una película muy atractiva. De hecho, cada fotograma es para enmarcar porque hasta cuando quiere ser angustiosa es bellísima. El caos de Miller siempre en pantalla grande, por favor.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

George Miller se sale por la tangente con una película anacrónica y a su manera atemporal: un cuento de hadas que se extiende desde el pasado hasta el presente para indagar acerca de los límites del deseo y las expectativas vitales.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Lo laberíntica, poco convencional y anticomercial que es la película: nos propone disfrutar del viaje y dejar de lado el lugar al que nos lleva.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Idris Elba y Tilda Swinton, siendo los intérpretes excelentes, tienen muy poca química en pantalla.
Hobby

75

Bueno

Y además

Tres mil años esperándote (2022)

TRES MIL AÑOS ESPERÁNDOTE

Lanzamiento:

Argumento:

Tres mil años esperándote es una nueva película dirigida y coescrita porGeorge Miller (Furiosa, Mad Max: Furia en la carretera, Happy Feet: Rompiendo el hielo) junto a Augusta Gore. Este drama de fantasía sigue la historia de la doctoraAlithea Binnie, una académica que, mientras asiste a una conferencia en Estambul, se encuentra con un Djinn, un...