Crítica de Visitante: una ópera prima con pocos medios pero buenas ideas sobre realidades paralelas y migraciones corporales

Visitante

Crítica de Visitante, el debut en el largometraje de Alberto Evangelio que cuenta con una sugerente premisa de corte fantástico. Estreno el 11 de febrero de 2022 en salas.

Hacer cine es caro. Hacer cine de ciencia-ficción más aún. Empezamos esta crítica de Visitante con dos perogrulladas que todo el mundo sabe porque es inevitable hacer valer el esfuerzo de Alberto Evangelio y todo el equipo creativo detrás de una propuesta que, a pesar de ser muy modesta, consigue hilvanar una cinta bastante digna.

Pero es que ojo, que a todo lo anterior hay que sumarle los tiempos en los que le ha tocado emerger: en plena pandemia. Rodada entre Beniwood Producciones, Chester Media Producciones, Life & Pictures y The Other Side Films, cuenta con la participación de IVC (Institut Valencià de Cultura), MCU (Ministerio de Cultura), Crea SGR, y las televisiones À Punt Mèdia y TV3. 

El párrafo anterior lo podéis resumir en una idea sencilla: hay que unir muchas voluntades y muchas inversiones para sacar adelante un proyecto de esas características. Resulta casi milagroso que se estrene en salas comerciales, algo que ha tenido mucho que ver con la cálida acogida en festivales como el de Sitges, en el que se hacen valer nuevas voces relacionadas con el fantástico.

VIDEO

Tráiler de Visitante, ópera prima de Alberto Evangelio

¿Quién es Alberto Evangelio? Un reconocido autor de cortometrajes en cuya filmografía figuran La cruz de 2012, Alexis de 2013 y Casa de 2019 (los tres seleccionados en el Festival de Sitges). En 2020 creó y dirigió la serie de ficción Diumenge Paella para À Punt Mèdia y ahora verá cómo se lanza su ópera prima en cines, después de mucho trabajo.

Recalcamos esto con mucha insistencia porque es muy meritorio lanzarse al terreno de la ciencia-ficción en un primer proyecto, a sabiendas de que se requiere un empuje adicional para sacar adelante los efectos especiales y sonoros, tan necesarios para darle empaque y personalidad propia a la película.

Visitante comienza presentándonos a una familia en una reunión cotidiana. Un accidente termina con la vida de la hermana de Marga, pero deja también tras de sí la llegada de un material del espacio que cambiará su vida para siempre.

Años después, en plena crisis matrimonial, Marga acude a hacerse cargo de su padre y decide pasar unos días en la casa del pueblo en la que todo sucedió. Pronto comienza a percibir una extraña presencia que la aterra pero que también la intriga dado que parece querer comunicarse con ella. 

Mientras reforma la vivienda y retoma una de las pasiones que tenía abandonadas, la pintura, entabla relación con un antiguo compañero de la universidad con quien comienza una relación sentimental pero los acontecimientos se precipitarán cuando descubra un secreto oculto en el desván: el portal hacia otra dimensión que puede reunirla con quienes sus seres queridos o suponer su perdición.

Las siete películas de ciencia-ficción más influyentes de la década 2010

Mad Max: furia en la carretera

Seguramente, Visitante es mejor sobre el papel de lo que ha dado de sí en pantalla. Con evidentes carencias desde la producción, consigue canalizar bastante bien su pasión por el fantástico remitiéndonos a películas de culto como Al final de la escalera o El hombre invisible.

Pero le falta medios para hacer brillar las ideas... la puesta en escena es muy teatral, el diseño de producción va muy ajustado y eso hace que pierdan pegada algunas de las secuencias que deberían funcionar como puntos álgidos de la narración.

Sí está bien conseguida la tensión y resultan impactantes los giros de guión, además de que el montaje resuelve bien los conflictos y le imprime velocidad a la historia cuando es preciso. No hay margen para el aburrimiento, más bien al contrario, es una película que demanda la atención del espectador para no perderse en la trama.

Visitante

El reparto también hace lo que puede, demostrando una gran implicación personal, como es el caso de la actriz Iria del Río como principal protagonista. La hemos visto en pelis de corte similar como El increíble finde menguante y también en series de televisión como Antidisturbios y el remake de Historias para no dormir.

Completan el casting principal Miquel Fernández (Durante la tormenta), Jan Cornet (La piel que habito) y Sandra Cervera (El secreto de Puente viejo). 

En resumidas cuentas, Visitante se merece el tiempo que se invierte en ella. Por supuesto que podría ser mucho mejor si contara con un mayor respaldo económico, pero ha habido talento y mucho sudor para sacarla adelante. Más de dos quisieran tener una ópera prima con tanta fuerza.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Después de ver Visitante nos queda la duda de qué podría llegar a hacer Alberto Evangelio con un presupuesto diez veces mayor. Puede que su valor no sea tan grande como película en sí, sino como germen de lo que veremos en el futuro. Como poco, deja claro que hay que seguirle la pista a este creador.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La mezcla de terror psicológico y drama de fantasía, el montaje y el esfuerzo de la producción por lanzar imágenes potentes.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es un proyecto muy modesto con evidentes carencias técnicas, que al menos sabe suplir con un guión sugerente.
Hobby

60

Aceptable

Y además