Crítica de X, la gamberra subversión del slasher setentero de Ti West con la que te lo pasarás pipa

X

¡Prepárate para un baño de sangre! Crítica de X, el slasher de Ti West que inaugura una franquicia de terror de A24 protagonizada por Mia Goth. Estreno el 29 de abril de 2022.

Atención a la llegada de X a los cines porque, os lo adelantamos, esta película es algo más de lo que sugiere el título de nuestra crítica: es la primera piedra de una colección de películas.

Es decir, que inaugura la primera franquicia de terror de A24, la productora detrás de películas de terror independiente como La bruja, Crudo, Hereditary o Midsommar, por nombrar un puñado de ellas.

Antes de entrar en detalle, vamos a hablaros de la película en sí misma, dado que supone una muy satisfactoria vuelta de tuerca al cine slasher setentero dejando ver a las claras las filias del juguetón Ti West, que consigue sorprender con muchos homenajes a cintas que marcaron época, pero sabiendo crear algo nuevo y distinto, con su propia personalidad y mucha voluntad iconoclasta.

VIDEO

Tráiler de X, la película de terror de A24

La película X nos desplaza a 1979 momento en el que un grupo de jóvenes se propone rodar una película para adultos en una zona rural de Texas.

A tal efecto alquilan una cabaña perdida en medio de la nada y regentada por una pareja de enigmáticos ancianos. Cuentan con poco dinero, pero tienen grandes esperanzas de triunfar en el lucrativo mercado de la pornografía y, llegado el momento, de saltar a la gran pantalla.

Sin embargo, pronto las cosas se tuercen y tienen que hacer frente a una oleada de asesinatos truculentos que van estrechando el círculo alrededor de la estrella de la película: Maxine.

Los mejores asesinos en serie de slasher... ¿Con cuál te quedas?

Los mejores Asesinos en serie de los slasher

Si hay algo que caracteriza X (y que la hace muy divertida) es el metalenguaje. Tengamos en cuenta que todo parte del rodaje de una película pornográfica amateur y que por tanto se explora la ola de cine independiente de finales de los 70.

Hay un personaje completamente obsesionado con la idea de "crear" de forma novedosa, aunque su talento sea bastante cuestionable, pero también productores ambiciosos (y arruinados), divas del cine porno, sonidistas tentadas a explorar nuevas facetas y guiones que... la verdad, a nadie le importan.

El caso es que todo eso se trasluce en el tratamiento de la imagen y en la dirección de Ti West, dado que el metraje rodado por los personajes se confunde con el de la película en sí misma dando lugar a muchos juegos ópticos interesantes y a un humor hilarante.

Si a eso le sumamos la capacidad para capturar la esencia de la época y la idiosincrasia imperante, el retrato del momento es brutal con la mezcla de telepredicadores puritanos omnipresentes en televisión y toda la representación de la libertad sexual derivada de un momento histórico de apertura y modernización.

X

Tampoco se pierde la oportunidad de burlarse un poco de las ínfulas de toda una nueva generación de pretendidos cineastas que en el fondo buscan dar un pelotazo y vivir a costa de los demás. Con sentido del humor, hay una denuncia de esa hipocresía imperante que se amplía hasta la definición de los roles de género.

Porque, si en algo destaca X es en su capacidad de sorprender: le da la vuelta a todos los clichés morales y estilísticos del slasher tradicional para hacer pensar al espectador a vez que se "huele la desgracia" que se avecina, se maravilla con los guiños o se descacharra de risa con la mala baba del libreto. Así que aire retro, pero corazón transgresor.

Mia Goth, por su parte, se ha convertido en toda musa del fantástico por derecho propio tras su participación en películas como La cura del bienestar, El secreto de Marrowbone o Suspiria.

Con este papel se consagra aún más puesto que interpreta a Maxine y a la letal Pearl, que va a ser la protagonista absoluta de la precuela que llevará su nombre como título. En la copia distribuida en España no está la secuencia postcréditos que sirve de teaser pero ya sabemos que nos llevará a 1919 para conocer a una joven Pearl obsesionada con la idea de la fama y el reconocimiento.

Según hemos podido saber gracias a una entrevista de Ti West en Indiewire: "Pearl trata sobre el impacto de la era dorada del cine clásico, buscando un tono de melodrama de Douglas Sirk frente al Technicolor de Mary Poppins en una película infantil "demente" de Disney".

Nos quedaría por tanto conocer la temática de la tercera cinta de esta trilogía sobre la que solo ha trascendido lo siguiente, en propias palabras del director: "La última parte trataría sobre la llegada del formato de vídeo".

En suma, quien quiera quedarse con el montaje de precisión de West y con la aventura en solitario de estos personajes, puede hacerlo sin problema, pero quien quiera profundizar más en el anhelo final de la película, que es el de radiografiar un momento particular a través del audiovisual, va a poder gozar de otros dos capítulos centrados en otras épocas y ver la línea que los une. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Sexo y sangre, pornografía y slasher, juventud y decrepitud, homenaje y reinvención. Todo en esta película funciona fusionando conceptos en principio antagónicos, pero lo interesante es que Ti West te lleva donde quiere para hacerte pasar un mal rato, reír o reflexionar sobre cuestiones nada triviales. Una gamberra gozada de película.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La precisión del montaje, la mala baba del guión, la subversión de los códigos del slasher y a la vez el homenaje a las ículas de los 70. ¡Y Mia Goth!
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Las caracterizaciones de los ancianos y el desarrollo de su historia: es de esas ocasiones en las que la precuela es muy pertinente, se queda coja.
Hobby

78

Bueno

Y además