Dragon Ball Z episodio 25
Análisis

Dragon Ball Z capítulo 25 - Análisis y curiosidades

Por Antonio Sánchez-Migallón

La saga saiyan empieza a ponerse realmente cruda en nuestros análisis de Dragon Ball Z. Si la semana pasada contemplamos la muerte de Chaoz, hoy le llegó la hora a otro valeroso guerrero. ¿Queréis recordar junto a nosotros el episodio 25 de la serie? ¿Superará la nota del anterior? ¡Lo vemos!

El capítulo comienzo con una encarnizada batalla entre Ten Shin Han, que acaba de perder a su mejor amigo, y Nappa, una mole saiyan que no tiene piedad alguna. El pobre Tien, con el brazo izquierdo mutilado, apenas puede hacerle mella al temible guerrero del espacio. 

Dragon Ball Z capítulo 25

De hecho, el bueno de Mutenroshi analiza al detalle este combate, y le sorprende cómo Ten Shin Han, pese a su horrible estado de salud, intenta plantar algo de cara a su rival. El Duende Tortuga llega a la conclusión de que toda la fuerza que irradia el terrícola es fruto de su inquebrantable determinación.  

Dragon Ball Z capítulo 25

¡Hazte aquí con el anime de Dragon Ball en Blu-ray!

Dragon Ball Z capítulo 25

Pero la paciencia de Nappa tiene un límite, y no duda en asestarle unos cuantos golpes que dejan sin aliento a Ten Shin Han. Mientras, en la lejanía del campo de batalla, Piccolo y Krilín observan el combate, percatándose de un posible punto débil de Nappa. ¡Piensan atacarle justo cuando el saiyan se abalance sobre Ten Shin Han y así cogerle por sorpresa! 

Dragon Ball Z capítulo 25
Dragon Ball Z capítulo 25

Y efectivamente, su plan parece dar resultado, golpeando primero Piccolo... 

Dragon Ball Z capítulo 25

Después Krilín... 

Dragon Ball Z capítulo 25

Y para rematar... ¡Gohan! Sin embargo, este ataque combinado no llega a consumarse, y todo debido al miedo que siente el joven saiyan ante el poder de Nappa y Vegeta. Todavía tiene grabada en la retina la muerte de Chaoz y Yamcha, por lo que se queda petrificado ante la acometida de sus amigos y no es capaz de ejecutar el golpe definitivo al terrible saiyan. La cobardía ha invadido su ser, algo que repugnará a Piccolo, su severo maestro.

Dragon Ball Z capítulo 25

Por otro lado, en los cielos, se nos muestra a Kami Sama observar con detenimiento el dantesco espectáculo. De hecho, sabe lo que está a punto de ocurrir, y así se lo deja caer a Mr. Popo. Piccolo va a morir y, por tanto, su persona dejará de existir junto a las bolas de dragón. Es el final de una época.

Dragon Ball Z capítulo 25

Tras el ataque terrícola fallido, Piccolo y Krilín no dudan en contraatacar de nuevo, esta vez, clonando sus cuerpos (sí, habéis leído bien, Krilín se clona al igual que el namekiano, algo que no vimos en el manga). Pese a ser 6 contra 1, Nappa no es rival para sus contrincantes, y los deja fuera de combate en un abrir y cerrar de ojos.

Dragon Ball Z capítulo 25
Dragon Ball Z capítulo 25

Mientras se sucede esa afrenta, Ten Shin Han empieza a sufrir alucinaciones. El antiguo alumno de la Escuela Grulla está a las puertas de la muerte, y entonces presenciamos una escena realmente emotiva. El guerrero alza el único brazo que le queda en pie para acercarse a su amigo Chaoz, que se proyecta frente a sus ensangrentados ojos. Su hora se acerca.

Dragon Ball Z capítulo 25

En ese momento, la venganza le recorre todo su ser, insuflándole la energía suficiente para ejecutar un último ataque. Estamos ante el Kiko Ho más impactante de toda la serie, el movimiento definitivo que drenará todo el ki de este guerrero, sacrificándose en combate con el objeto de acabar con su rival. ¿Se nos habrá marchado en vano? 

Efectivamente. El ataque de Ten Shin Han no logra hacerle mella a Nappa, muriendo para nada. Ante tal panorama, Krilín no puede hacer otra cosa que gritar el nombre de Goku, abrazado a la desesperación más absoluta. Todos los defensores de la Tierra están cayendo uno por uno, sin censar, y los saiyans siguen prácticamente intactos.  

Dragon Ball Z capítulo 25

Tras esta última muerte, Nappa se abalanza sobre Krilín y Piccolo para terminar con ellos. Sin embargo, en el último instante, Vegeta le para los pies. Parece que este saiyan es el verdadero líder de la dupla, tal y como observan los terrícolas. El caso es que se ha dado cuenta de que no dejan de mentar el nombre de "Goku", por lo que ofrece una tregua de 3 horas sin combatir. Si en esa franja temporal Goku no aparece, acabarán con ellos. ¿Llegará nuestro héroe a tiempo? 

Dragon Ball Z capítulo 25
Dragon Ball Z capítulo 25

¡Análisis del episodio 24 de Dragon Ball Z

Dragon Ball Z capítulo 25

¡CURIOSIDADES! 

1- Cuando Ten Shin Han está a punto de sacrificarse con su ataque, el episodio rememora con flashbacks la vida de este intrépido guerrero y su fiel amigo Chaoz, con escenas correspondientes a la primera etapa de Dragon Ball. Más tarde, en Dragon Ball Kai, se mostrarían dichos momentos también, pero en blanco y negro. 

Dragon Ball Z capítulo 25

2- Justo cuando Ten Shin Han muere, apreciamos una leve brisa que se lleva las hojas que rodean a su cuerpo. ¿Acaso ese viento que se levanta es su propia alma?  

Dragon Ball Z capítulo 25

3- Muchos de los sucesos que ocurren en este episodio están desordenados con respecto al manga. Por ejemplo, cuando Kami Sama asegura que van a matar a Piccolo, en el manga Ten Shin Han ya había muerto, a diferencia del anime, que todavía seguía en pie y no había asestado su último ataque. Y como este, varios casos más.

Dragon Ball Z capítulo 25

¡Y así concluimos el análisis de esta semana! Esperamos que os haya gustado nuestro artículo y nos leemos próximamente, como siempre, en una nueva entrega en Hobby Consolas. Ojo al próximo capítulo, será muy, muy emotivo. ¡Kai, Kai!

Valoración

Otro capítulo dramático en el que se nos muestra una muerte mítica, la marcha de Ten Shin Han. Sin embargo, este capítulo adolece de compases de relleno, con batallas como la de los clones de Krilín y Piccolo, algo totalmente prescindible. Además, los sucesos que vemos en el episodio están desordenados con respecto al manga.

Hobby

69

Aceptable

Lo mejor

El ataque final de Ten Shin Han, mostrándonos un Kiko Ho alucinante. La revelación de Kami Sama. Algunas escenas muy potentes gráficamente.

Lo peor

El relleno de Piccolo y Krilín, aparte de incoherente por parte del terrícola, rompe el ritmo del episodio. Caos de escenas con respecto al manga.