Assassin's Creed III - Secuencia 5

UN TIPO MUY GROSERO

  • SINCRONIZACIÓN:
    Limita la pérdida de salud al 50%.

Una vez explores parcialmente los bosques que rodean la Hacienda Davenport (y donde te toparás con otros cuantos coleccionables y actividades que realizar), dirígete la mencionada localización, lugar donde mora el fundador de los Asesinos en este lado del mundo.

Aunque parece que no va a ser fácil que acepte instruirte. Sigue los distintos mandatos para darle la tabarra, acabando incluso por verte mezclado en una pelea con unos ladrones. Una pelea bastante sencilla pues cuentas con una hacha tomahawk muy, muy dañina. Presta atención a todo lo que te cuente Aquilles, te pondrá al día de muchas cosas.

---------------------------------------------------------------

UN VIAJE A BOSTON

  • SINCRONIZACIÓN:
    Escapa en el tiempo asignado: 1:20.

De vuelta a la gran ciudad y con la compañía de Aquilles. Observa el tumulto que se ha montado y como Haytham Kenway trama algo malo con sus secuaces. Sigue al tipo indicado sin perderlo de vista, usando los tejados. No olvides que estos son Templarios, duchos en las mismas artes que tú y no se dejarán seguir tan fácilmente. Espera a que suba al tejado de un edificio y atácale sin que te vea antes de que dispare contra la multitud. Algo que no evitará que su jefe si que la lie y, encima, haga creer a todo el mundo que has sido tú.

Sal por patas por los tejados sin parar de correr y saltar. Tú única oportunidad de cumplir con la misión secundaria es dar con un carro de paja que no tenga alrededor a ningún guardia inglés. Hay varios a tu alrededor, así que no resulta un atarea muy complicada.

---------------------------------------------------------------

EL MÁS BUSCADO DE BOSTON Y PASANDO DESAPERCIBIDO

  • SINCRONIZACIÓN:
    No eleves tu nivel de notoriedad a nivel 3.

Con la que se ha montado vas a necesitar ayuda para salir de Boston. Conocerás a un amigo de Aquilles, Samuel Adams, que te enseñará un par de cosas para que tu nivel de notoriedad baje. Lo primordial ahora es arrancar al menos dos carteles de se busca.

Aparecerán marcados en el mapa como puntos verdes y tendrás que acercarte a ellos desde los tejaos. Escoge dos cercanos y que no tengan mucha vigilancia alrededor. Observa las trayectorias de las patrullas que hay cerca y espera a que estén de espaldas para acercarte y arrancarlos. Los carros de paja ofrecen la posibilidad de estar muy cerca de tu objetivo estando a salvo, por lo que son extremadamente recomendables en esta misión.

Finalmente, dirígete, en compañía de Adams a la entrada de uno de los túneles subterráneos que usarás más tarde de forma intensiva. Observa a tus enemigos en el mini-mapa y esquiva sus patrullas con paciencia. Cuidado con los guardias de los tejados.

---------------------------------------------------------------

RESCATE FLUVIAL

  • SINCRONIZACIÓN:
    No toques el agua mientras rescatas a Terry.

Ya en la Hacienda Davenport, y tras una charla con Aquiles, aparecerá un colono pidiendo auxilio. Un compañero suyo ha caído al rio y se dirige a las cataratas. Bastará que corras por el borde de la orilla hasta que veas que el tronco al que va agarrado se atora durante unos segundos, para lanzarte al agua y salvarlo. Si, en cambio, quiere cumplir el objetivo secundario busca alguno de los troncos que cruzan parcialmente por encima del cauce, aunque para ello deberás ser muy rápido y adelantarte mucho a tu víctima. Cuidado con pisar el agua en tu carrera por la orilla, presta atención.

  • Esta misión dará pie al inicio del desarrollo de la Hacienda.

---------------------------------------------------------------

POR LAS MALAS

  • SINCRONIZACIÓN:
    No sufras ningún daño.
    Agárrate cuando sufras un ataque.
    Usa los cañones ligeros para destruir 2 barcos.

Hora de comenzar tu carrera como lobo de mar. Busca a Faulkner en la bahía y presta atención a todo lo que te explica sobre el manejo del barco. Hazle caso en todo y usa, más que ninguna otra cosa, el minimapa.

En él podrás ver la componente del viento, así como los demás barcos y las peligrosas rocas. Reduce la velocidad si lo crees necesario y busca siempre la ruta más despejada. A la hora de probar el armamento, el mecanismo es muy sencillo... Hasta que te atacan de verdad.

Los cañones de estribor y babor (R1) son los que te darán la victoria, pero deben dispararse sólo cuando tu objetivo esté a tu misma altura. Procura ser más rápido que ellos y prepara el tiro con antelación. Los minicañones también son útiles para mermar un poco más la resistencia de tus enemigos (L1), aunque su manejo es un poco más complejo. Cuidado con las recargas, son muy lentas en caso de que yerres un tiro y te dejarán venido del todo.

---------------------------------------------------------------

Guía y trucos de Assassin's Creed III