Assassin's Creed IV Black Flag - Secuencia 8

8.1 NO LO PONGAS FÁCIL

Esta misión se desarrolla en un lugar que no podrás visitar más, pero por suerte no hay coleccionable alguno. La primera parte es muy sencilla, de persecución en silencio, gracias a las numerosas zonas de acecho y evidentísimas rutas paralelas a tus objetivos. Al final, cuando todo estalle por los aires, corre de frente usando tu habilidad parkour en dirección al Jackdaw para luego enfrentarte al navío de guerra. Trata de ablandarlo con el mortero y siempre procurando que él no esté de lado a ti, para evitar sus tremendas andanadas de cañones.

8.2 BASTARDOS VANIDOSOS

Sigue a Vane hasta que se pare en alta mar y examina con el catalejo al barco de su derecha para dar con el Royal African Pearl. Cuando Vane se quede varado, no pierdas ni un segundo en ir a su rescate y olvida a tu presa durante unos segundos.

8.3 ABANDONADO

Un poco más y te dejan en paños menores...bueno, aquí tu principal complicación es Vane. En los dos lugares donde te ataca deberás avanzar hacia él mientras buscas refugio en las paredes derruidas de su alrededor. Salta de una a otra sólo cuando haya disparado su pistola y esté preparando el lanzamiento de las granadas. Sabrás cuando es el momento adecuado gracias a los iconos sobre su cabeza. Si te sincronizas con las 2 atalayas, puedes aprovechar para conseguir el mapa del tesoro de esta Isla de Providencia.

Lecturas recomendadas