Final Fantasy VIII - 39. Cerca de la Luna

Al llegar a la Base Lunagate y salir de las cápsulas de lanzamiento, deberás dirigirte a la enfermería. Allí encontrarás un punto para salvar y dos hombres que custodian la entrada. Antes de dejar a Rinoa en ningún sitio, juega a las cartas con Piet. Este posee la carta del G.F Alejandro, pero probablemente tardará mucho en salir.

Entra en la habitación con Rinoa y déjala allí. Después sal de la enfermería y avanza por el camino superior. Habla con todos los científicos que te encuentres para poder enterarte de la historia de la Luna. Al llegar al final del pasillo, no subas las escaleras y sigue el camino; de ese modo llegarás a la sala de control de la base. Antes de hablar con Piet, habla con el resto de la tripulación para observar la Lágrima de la Luna, una nube de monstruos que está apunto de caer sobre el planeta. Después dirígete hacia Piet y contéstale que todavía no has hablado con Eleone; así te informará del lugar donde se encuentra.

Para encontrar el lugar sal de la sala de control y sube las escaleras. Llegarás a un pasillo en el que dos investigadores observan el nicho de la bruja Adel. Acércate y habla con ellos para ver cómo cuidan a la bruja. Encontrarás a Eleone en la puerta del fondo del pasillo. Pero cuidado ¡es muy importante que todavía no hables con ella! Al acercarte a ella propónle echar una partidita de cartas; ella tiene en su poder la carta de Laguna, la cual te será de mucha utilidad más adelante al convertirla en “sales heroicas”. Puede que te cueste un poco conseguirla, sobre todo por las reglas de juego de  la Luna, pero para eso puedes resetear la consola y volver a empezar.

Después de jugar a las cartas con Eleone habla con ella. Squall le comentará lo que le pasa a Rinoa y le pedirá que les ayude, pero no podrá ayudar hasta que no la vea. Al dirigirte a la enfermería, los altavoces te advertirán que algo raro está pasando allí. Ve con Squall para descubrir que le ha pasado a Rinoa ¡está “posesa”!. Aunque intentes acercarte a ella, no podrás ni tocarla ya que está protegida por una especie de campo magnético. Sólo te queda adelantarte a ella para no perderla de vista. Corre a la sala de control e intenta impedir que toque el panel de control. Como será imposible pararla, sal y sube por las escaleras; habla de nuevo con los del túnel; podrás ver cómo la avalancha de monstruos, representada en una magnífica escena de vídeo, está cayendo sobre el planeta. Entra después en la puerta que hay justo enfrente de los dos investigadores.

Entrarás en una habitación donde poder cambiarte de ropa para salir detrás de Rinoa. El traje espacial lo encontrarás en unos armarios negros que están a la derecha de la puerta. Si te fijas, detrás de los cristales verás cómo Rinoa se prepara para salir al espacio. Métete tú también en la habitación sin gravedad; si quieres seguirla, aunque de ninguna manera conseguirás atraparla, pulsa “arriba” en el pad.

Cuando se cierre la compuerta, vuelve sobre tus pasos y dirígete a la sala de control (no intentes cambiarte de ropa). Después de ver la alucinante escena de vídeo y hablar con Eleone, síguela a las cápsulas de emergencia para poder escapar de la base. Encontrarás un punto para salvar abajo. Una vez en las cápsulas, vuelve a  hablar con Eleone y métete en la cápsula.

Guía y trucos de Uncharted: el abismo de oro