The Legend of Zelda A Link Between Worlds - 29.3. Templo del Agua Parte 3

Sumérgete en el agua y baja la cascada nadando (sala 24), con cuidado de que los traicioneros remolinos no te absorban (33). Tienes que seguir nadando hasta que puedas subirte a una plataforma con dos vasijas. Ponte las botas de hierro y atraviesa andando el camino entre una plataforma y otra (34). Desde la segunda plataforma, dispara una flecha al ojo (35), y se abrirá la reja tras la que hay una llave pequeña.

Sigue el camino hasta que regreses a la sala central en la segunda parte, en el nivel actual del agua (sala 1). Busca el pasillo al este de la habitación (sala 25), y cuando llegues a una nueva zona de agua ponte las botas de hierro. Cuando veas un bloque (sala 26), cógelo y tira de él todo lo que puedas (36), hasta que se quede clavado en un hueco. Ahora tendrás que hacer que el agua se quede al nivel de la primera planta. Para conseguirlo debes sumergirte primero hacia la planta baja y después ir a la habitación de las antorchas donde estaba Ruto (sala 4). Desde ahí tienes que ascender a la sala 6. Toca la Nana de Zelda en el mismo sitio de antes, y vuelve a la sala central. Entra al interior de la torre y sube también hasta el símbolo de la Trifuerza que hay allí. Simplemente tienes que volver a tocar la Nana de Zelda.

Sal de la torre por la puerta que aparece ahora al nivel del agua, y busca una entrada bloqueada por un reja. Debajo hay un ojo, así que dispárale una flecha (37) y agárrate con el supergancho a la diana. Llegarás otra vez a la sala 26, pero esta vez sin agua. Empuja el bloque y podrás conseguir una llave pequeña.

Sal de ahí agarrándote a la diana cercana y, en la sala central, sumérgete hacia la planta baja con las botas de hierro calzadas. Ve a la entrada norte, cerca de donde están las bolas con pinchos y el suelo es más profundo (38), y ya verás cómo podrás sumergirte aun más. Quítate las botas de hierro cuando no puedas avanzar más, sube a la superficie y engánchate a la diana para cruzar los pinchos. Abre la puerta con cerradura y cruza nadando la sala (sala 27), con cuidado de los remolinos, las rocas y los enemigos (39).

Llegarás a la sala 28, donde tienes que colocar bombas en los dos muros que parecen más débiles (40). Mueve el bloque (41) hasta colocarlo encima del interruptor que hay bajo el agua, y el agua subirá, por lo que podrás acceder a la sala 29, donde tienes que pulsar el interruptor para poder cruzar saltando sobre los chorros de agua (42).

Ánimo, que ya falta poco para terminar. Aunque cuando veas al jefe de la mazmorra, te preguntarás por qué has llegado hasta aquí. En fin, por la siguiente puerta llegarás al lugar de donde salen las rocas que veías antes. Cruza el agua con las botas de hierro bien atadas, con cuidado de que no te golpee una roca, y sumérgete (43) hasta que puedas salir frente a una puerta con cerradura. Dentro (sala 30) te darás de bruces con la gran llave (44), que es la que te permitirá abrir la puerta al gran jefe. Junto a la llave también hay dos vasijas con dos hadas en su interior.

Vuelve a la sala central y quítate las botas de hierro para ascender al nivel actual del agua, la primera planta (sala 2). Entra por la puerta que tiene una plataforma delante (45) (sala 18) y continúa el camino hasta que llegues al símbolo de la Trifuerza que hay más arriba. Toca la Nana de Zelda. Salta a la sala central y busca un dragón de piedra del que engancharte (46).

Al cruzar la puerta llegarás a un pasillo (sala 31) en el que tienes que subir una buena pendiente con mucho cuidado de que no te toquen los objetos punzantes móviles. Ve con las botas normales, todo recto y sin detenerte ni para descansar (47); si te golpea alguno de los objetos, perderás el equilibrio y tendrás que volver a intentarlo. Y si ves que Link se escurre, es que no estás yendo en línea recta. Cuando lo consigas, llegarás a una habitación con agua en la sala central y cuatro plataformas. Al pisar una de ellas aparecerá el jefe de la mazmorra Morpha.

Guía y trucos de The Legend of Zelda A Link Between Worlds