The Legend of Zelda A Link Between Worlds - 3. Llanura de Hyrule

Ha llegado el momento de que Link cumpla con su destino y abandone el Bosque Kokiri. Justo al salir te encontrarás con Saria, que te regala la Ocarina de las Hadas (1). ¡Prueba a usarla un poco, a ver cómo se te da! (2)

Tras esto, continúa adelante y muy pronto conocerás a un simpático buho (3), que te da la siguiente información: para llegar al castillo de Hyrule, debes seguir el sendero, porque al final te espera una sorpresa. Así que partes raudo y veloz hasta la mismísima puerta del Castillo de Hyrule (4). Ya te habrás dado cuenta de que el tiempo transcurre mientras estás en la Llanura de Hyrule, y cuando anochezca se convertirá en un lugar peligroso, puesto que aparecen numerosos enemigos. Por otro lado, la puerta del castillo está cerrada por la noche, por lo que sólo podrás entrar de día. Entra en cuanto veas el puente levadizo bajado.

La Llanura de Hyrule por lo demás es un lugar muy tranquilo. Como puedes ver en el mapa, conecta con un buen número de lugares, por ejemplo el río Zora o el Lago Hylia (subiendo por la escalera que hay en la pared). En la Llanura puedes conseguir los Poes necesarios para hacerte con una botella en la plaza del mercado. Y es el lugar al que tienes que acudir para vender la capucha del conejo. Basta con que se la des a un hombre que encontrarás corriendo una vez que completes el interior de la tripa de Jabu-Jabu. Espera a que se pare a descansar por la noche, habla con él y dale la máscara. Ojo, puede estar por cualquier sitio.

Guía y trucos de The Legend of Zelda A Link Between Worlds