The Legend of Zelda Spirit Tracks - Templo de los Bosques

Viaja directo hacia arriba, al Templo de los bosques. Una vez allí, entra por la puerta del norte y dirígete hacia la derecha hasta llegar a una zona con dos plantas a un lado y una esfera al otro… tras un abismo. Coge una de las dos plantas y lánzala contra la esfera (5). Cruza el puente que aparece y sigue hacia el sur. Entrarás en una habitación y la puerta se cerrará detrás de ti. Elimina a los enemigos para que se abran las puertas y puedas tomar las escaleras a la Planta 1.


(5) Lanza la planta contra el interruptor

Avanza hacia el norte con cuidado de no rozar la niebla púrpura. Llegas a una habitación en la que la puerta se cierra hasta que eliminas a las arañas, momento en el que además aparece un cofre. Dentro está tu nueva e imprescindible arma: el vórtice del viento (6). Para usarlo, pulsa en el icono que ha aparecido en la esquina superior derecha de la pantalla, pincha allá donde quieras dirigir el viento y sopla al micro de la DS. Ya verás qué efecto tan chulo hace.


(6) ¡El Vórtice del viento!

Úsalo para soplar hacia el tronco con aspas que hay en la sala (7). Así se abre la puerta de la izquierda. Luego usa el viento otra vez para despejar la niebla que corta el acceso a la escalera. En la siguiente sala, sopla a la llave desde arriba para que caiga por el otro lado, y así puedas hacerte con ella. Continúa hacia la derecha y pisa el interruptor para abrir la puerta. Vuelve hacia el sur y abre la puerta con cerradura.


(7) Sopla el molino de viento

Continúa por el único camino posible hasta llegar a una habitación de las que te encierran. Para eliminar a estos nuevos enemigos primero tendrás que soplarles; cuando estén fuera de combate, golpéales con la espada. Dos escaleras después, encontrarás una planta frente un abismo (8) y, al otro lado, una esfera. Para golpearla, sopla desde abajo a la planta, y aparecerá un cofre con una llave. Baja unas escaleras y abre la puerta con cerradura que conduce hacia la sala central por el sur.


(8) Had que la planta vuele hacia el interruptor

ENEMIGOS AZULES... Y LLAVES
Para eliminar a tu nuevo rival, coloca el vórtice del viento apuntando hacia él, y espera a que te lance una calavera. Sopla para devolvérsela y déjalo fuera de combate (9). Corre y atácale con la espada antes de que se recupere. Tras varios golpes acabarás con él y podrás tomar las escaleras del norte.
En la siguiente planta, ve a la sala que está más al sur y verás un enemigo azul.


(9) Devuelvele su propio ataque

Golpéalo para que se convierta en una bola de pinchos y sóplale para que choque contra los bloques de la derecha. Los destruirá y podrás avanzar. Al otro lado verás una densa niebla púrpura que tendrás que despejar para descubrir una esfera. Golpéala y cruza la puerta que has abierto. Encontrarás a dos enemigos azules que tendrás que golpear y soplar para, primero, destruir los bloques que hay al norte y, segundo, golpear la esfera que hay tras ellos. Así abrirás la puerta de la pequeña sala que hay al noreste.

Entra y, antes de coger la llave, mira el cartel del fondo. Si sigues el camino que se te indica, no despertarás a los guardianes de la Gran Llave. En realidad, lo que tienes que hacer es llevar la llave hasta la Gran Cerradura sin pisar las baldosas espirales. Una vez lo hayas conseguido, cruza todo el pasillo hacia el norte y accede a la sala para enfrentarte al jefe final.

Guía y trucos de The Legend of Zelda Spirit Tracks