Metal Gear Solid 3: Snake Eater - Zaozyorje (camino, zonas este y oeste)

Camino a Zaozyorje

Durante unas cuantas zonas más, se repetirá el procedimiento, pero esta vez sin Shagohod. Sólos Eva, la moto, tú y unas cuantas decenas de enemigos. Ya sabes lo que hay que hacer, ¿no? Lo malo es que ahora también habrá enemigos voladores, afina la puntería y ten cuidado con los árboles. Cuando Eva te pida que dispares a un tronco que hay atravesado en el camino, hazlo sin pestañear.

Oeste de Zaozyorje

La pobre Eva tiene un par de rasguños nada desdeñables: cúrala de inmediato y no seas egoísta con las medicinas, anda. Las damas primero. Cuando los dos estéis más o menos sanos, avanzad por el único camino posible a la zona siguiente. Para dar de comer a Eva, que no para de consumir energía, ponte a su lado y entra en el menú de Comida (seleccionándola cuando escojas un alimento, claro). Acostúmbrate a despejar la zona palmo a palmo y llamar a Eva con Triángulo después para que te siga sin correr peligro.

Este de Zaozyorje

Los malos os están siguiendo, y no pararán de venir por muchos que elimines, así que piensa en cómo borrar vuestro rastro o... evitar que lo sigan. Exacto, coloca una Claymore tras vosotros mirando hacia atrás cada pocos metros. Las explosiones irán sonando tras vuestros pasos: buena señal. Busca la cruz marcada en el mapa sin perder nunca de vista a Eva. En la zona siguiente los enemigos os están esperando, ve con cautela y líbrate de ellos cuanto antes para que no disparen a la chica (84).

¡Pero no dejes de dar de comer a esa criatura! Hay que ver lo que traga. Una forma de ahorrar comida es dejarla KO de un golpe y llevarla a rastras, pero aparte de no ser nada caballeroso, es bastante lento. Al llegar a Rakovoj Bereg, una cadena de secuencias desencadenará en el combate final. ¿Listo?

Guía y trucos de Metal Gear Solid 3: Snake Eater