Shadow of the Colossus - 16. MALUS, GRANDIS SUPERNUS

Dónde hay que ir 

Al extremo sur del mapa, así que monta en Agro y ve hacia allá, empleando la espada para guiarte. 

 Cómo llegar 

Atraviesa las montañas para ir a parar a un enorme y bonito valle, que termina en una gran puerta de piedra sellada. Para abrirla, sitúate en el redondel de piedra que verás en el suelo junto a la puerta y saca la espada para reflejar el haz de luz a través del agujero de la puerta (1). Crúzala y avanza hasta un altar. Guarda la partida y monta de nuevo a Agro. Sigue tu camino, sube por las escaleras y llegarás a un puente de piedra. Para atravesarlo necesitas ir montado sobre Agro, pues en cuanto le piséis se empezará a desmoronar y sólo con la velocidad del caballo evitarás caer al vacío (2). Por desgracia tu fiel amigo no conseguirá alcanzar el otro lado y caerá por el barranco. Ahora tienes que dirigirte hacia la parte derecha y comenzar a trepar por la pared (3). 

Al cabo de un rato llegarás a una galería que te va a conducir a otro precipicio. Sin embargo, verás que en ese lugar hay un par de columnas de varios cuerpos por las que puedes escalar. Hazlo y llegarás hasta el último coloso. 

 Cómo acabar con él 

Ve hacia él y resguárdate tras una columna para evitar sus bolas de fuego, que infligen un daño considerable. Cuando cese su primer ataque, sal corriendo hacia la derecha y métete en el corredor subterráneo que verás (4). Recórrelo hasta el final y refúgiate de nuevo, esta vez tras una barrera de piedra. Ahora tendrás que ir avanzando hacia la derecha con cuidado, protegiéndote tras los muros (5). Darás con otra galería subterránea que te conducirá al exterior, donde tendrás que superar una sencilla sección plataformera (6).

Luego tendrás que adentrarte en un nuevo pasillo subterráneo y, tras salir de él, volver a resguardarte tras una barrera de piedra. Avanza nuevamente hacia la derecha y toma la última galería, que te llevará hasta los pies del coloso. Ahora llega la parte fácil, que es escalar por la parte inferior de su cuerpo hasta su cintura. Cuando llegues, busca su punto débil, que está en la parte inferior de su espalda (7). Clava tu espada en esa zona para hacer que el coloso intente alcanzarte con una mano. Cuando lo haga, salta hacia ella y agárrate. Intenta situarte en la parte superior de su extremidad y clava allí tu metal para que deje de moverse durante unos instantes (8).

Corre entonces a lo largo de su brazo y hunde tu espada en la marca de su bíceps. Esto hará que la criatura trate de cogerte con su mano derecha: alcánzala de un salto (9). Como antes, intenta colocarte en la parte superior de la mano y pínchala con tu arma para que deje de moverla. Ahora saca el arco y apunta a su hombro izquierdo (10). Clávale una flecha y el coloso se llevará la mano sobre la que te encuentras hasta esa zona. Aprovecha para saltar a su hombro y dirígete a su cabeza para clavar tu espada varias veces en el símbolo. El coloso es historia.

Guía y trucos de Shadow of the Colossus