A Tsudo no le van las críticas tempranas

Kinect está a punto de llegar a las tiendas. Xbox 360 recibió ayer una actualización completa de su sistema. Todo parece listo para una nueva etapa en la historia de Microsoft y… a Tsudo Kunoda, responsable creativo de Kinect, no parecen gustarle las críticas previas al gran lanzamiento.

Mientras las reservas del nuevo sistema para Xbox 360 hacen que se hable de escasez de unidades, en Internet hay un gran movimiento en contra del dispositivo y, por extensión, de sus primeros juegos. A esto, Tsudo ha respondido con un "hay gente en Internet que suelen ser negativos". También se ha atrevido a definir lo que son jugadores hardcore, con lo que nos saca de dudas. Según ha declarado, a estos los han marcado como gente a la que sólo le gustan los tiros y la violencia. Pero lo que hace a un jugador hardcore, realmente, es que les gusta la profundidad. Kinect permite eso mismo. A nadie le interesa tener que ponerse a estudiar un nuevo controlador ni perder esas primeras horas en aprender el esquema de botones. Esa es la barrera que Kinect ayuda a superar.

En cuanto a lo que ofrece la nueva niña mimada de Microsoft, Tsudo ha comentado que lo que hemos visto es sólo la punta del iceberg. Se trata de títulos accesibles, que invitan a participar y a que quien mira también se sienta cercano a la experiencia. Todo parece ser parte de una estrategia a gran escala, de manera que el público se familiarice con las posibilidades que ofrece. Esta primera generación de juegos es necesaria para un producto nuevo, algo inevitable, pero que seguramente divierta a muchos usuarios y cumplan todas sus funciones previstas.

Ahora, sólo queda esperar para saber cuándo llegará la siguiente remesa de juegos que de verdad saquen jugo a Kinect y borren la sensación de haber visto y jugado antes a algunos de ellos, en otras plataformas anteriores.