Beyond Good & Evil 2 en la 'next gen'

Beyond Good & Evil 2 se encuentra en desarrollo para la próxima generación de consolas, ha confirmado el máximo responsable del proyecto, Michel Ancel.

Beyond Good & Evil 2 ha abandonado el segmento del vaporware para convertirse en un juego plenamente en desarrollo. Así lo ha confirmado Michel Ancel, responsable del original y su continuación. Eso sí, habrá que esperar a Xbox 720 y PlayStation 4 (o como quieran llamarse finalmente) para reencontrarnos con la intrépida Jade, a menos que como Next Gen se refiera a Wii U.


"El desarrollo va viento en popa. En este momento estamos muy centrados en la jugabilidad, queremos crear el mejor juego posible. […] Aún no hemos decidido qué plataformas lo acogerán, esa decisión nos alejaría de la objetividad. Solo puedo decir que es un juego muy ambicioso y que necesitaremos cierta tecnología para alcanzar esa ambición."


"Ahora mismo estamos creando el juego que queremos. Una vez lo tengamos listo, veremos qué sistemas pueden manejarlo cómodamente. Tampoco daremos 2013 como fecha estimada, porque aún no sabemos si estará listo para entonces, tan solo que necesitamos más potencia que el estándar actual."


Considerado esto, parece poco probable que Beyond Good & Evil 2 acabe engrosando el catálogo de Wii U, por ejemplo, dados los rumores de que apenas rebasaría la potencia de Xbox 360 y PlayStation 3


Ancel también ha disertado sobre el gameplay filtrado de hace meses, en el que vimos a Jade protagonizar una secuencia al más puro estilo Mirror's Edge: "Pensamos en dicha mecánica mucho antes de que Mirror's Edge fuese lanzado. De hecho, nuestra aproximación al parkour es muy distinta a la perspectiva en primera persona de que hizo gala ese juego. Prince of Persia y Assassin's Creed están más cerca de lo que estamos intentando con Beyond Good & Evil 2. […] En ciertas secciones, la acción es seguida por una especie de cámara al hombro. Eso puede recordar a Mirror's Edge, pero el juego en sí es muy diferente."


Beyond Good & Evil 2 fue anunciado en 2008 por Yves Guillemot, rumoreándose con su cancelación hasta hace pocos meses, cuando Ancel reconfirmase su desarrollo.