Bioshock Infinite y su Guerra Civil

Está claro que la serie Bioshock va a dar un giro de 180º en su próximo advenimiento, allá por el año 2012. Concretamente, Irrational Games se olvida de las profundidades del mar y de Rapture, para subirnos en globo a una ciudad volante llamada Columbia.

Allí, están sufriendo el auge desmedido de un movimiento nacionalista que está provocando serios altercados entre la población. No es que se le pueda llamar guerra, pero se le parece mucho por que la ciudad volante de Columbia ha dado el paso que nadie quería: desligarse de la Unión. Lógicamente, el resto de la nación no va a permitir que los separatistas consigan la independencia del resto de la unión y, ahí es donde empiezan las tortas.

Parece ser, por declaraciones de sus máximos responsables, que en Irrational Games quieren bucear con Bioshock Infinite en los extraños recovecos del ultranacionalismo que, dicen, está ahora "muy presente en las calle de EE.UU.". No sabemos muy bien qué bando podremos elegir: si a los nacionalistas o a sus enemigos, los llamados Vox Populi.