Crear The Last of Us para PS4 "fue un infierno"

Los ports de juegos no son tan sencillos como parecen, y sino que le pregunten a Neil Druckmann, director creativo de Naughty Dog, quien ha reconocido las dificultades que han tenido a la hora de hacer realidad The Last of Us en PlayStation 4.

Neil Druckmann, director creativo de Naughty Dog, ha reconocido en una entrevista concedida a la revista Edge el infierno por el que han pasado a la hora de portar el aclamado The Last of Us desde PlayStation 3 hasta su hermana mayor, PlayStation 4.

"Me gustaría que tuviéramos un botón que fuera 'Activar modo PS4', pero no. Esperábamos que fuera realmente difícil y así ha sido, fue un infierno. El simple hecho de una imagen en pantalla estaba mal, sombras mal colocadas, mala iluminación, colisiones cada 30 segundos... tardamos mucho tiempo en solucionarlo."

"Nuestros ingenieros son algunos de los mejores en la industria y el juego estaba optimizado para aprovechar la SPU de PS3. Fue optimizado a nivel binario, pero después de cambiar las cosas, tienes que volver a alto nivel, asegurar que los sistemas siguen intactos y volver a optimizar."

Druckmann aseguró que el juego y sus cinemáticas trabajarán a 1080p y 60 frames por segundos, un proceso en el que han trabajado "desde el principio del desarrollo". También destacó la posibilidad de aprovechar otras funciones de PS4 como el uso del panel táctil, aunque sólo si merece la pena, ya que no quieren echar a perder la experiencia que hizó llegar a The Last of Us a lo más alto.

The Last of Us Remastered tiene prevista su llegada para el próximo verano. Incluirá todos los DLCs lanzados hasta la fecha y puede que incluso venga con descuento para quienes ya tienen su versión en PS3.