Dark Souls 2 desvela su carátula

From Software muestra la ilustración de la carátula de Dark Souls 2, aunque no especifica si será la europea, americana o japonesa.

Sabemos tan poco de Dark Souls 2, o mejor dicho, queremos saber tanto de él que nos sabe a poco la información que From Software nos deja a cuentagotas, que cualquier detalle sobre el juego que salga a la luz merece ser observado con lupa para no perdernos ningún detalle.

Tras el espectacular tráiler que nos brindó la continuación de Dark Souls, llega el momento de echarle un vistazo a la carátula que lucirá en Xbox 360, PlayStation 3 y PC cuando llegue a las tiendas en algún momento por determinar entre finales del presente año o principios del siguiente. Es curioso que, a falta de tanto tiempo para su lanzamiento, se nos muestre su carátula y no cualquier otro elemento que pueda despertarnos un mayor interés, pero menos da una piedra, que en el caso del título que hoy nos ocupa nos puede hasta matar.

La ilustración escogida nos muestra al héroe (de momento) genérico de espaldas que From Software ha escogido desde el primer minuto de los Spike VGA 2012 para presentarnos Dark Souls II, andando hacia lo que parece que es una ciudad oculta en la niebla en la que, conociendo a la saga, no queremos ni imaginarnos qué peligros habitarán en cada uno de sus rincones. Quizá os suene la portada, ya que es la imagen que nos van mostrando por partes durante el segundo tráiler que vimos hace unos días.


Dark Souls 2 está siendo desarrollado con la premisa de combinar la esencia de la saga (Demon's Souls incluido) con una jugabilidad más amigable y abierta a todos los tipos de jugadores, lo que podemos interpretar como jugar a dos bandas y una maniobra de doble filo que en el peor de los casos puede no agradar ni a los fanáticos de la franquicia ni a los que la ven imposible por su dificultad. ¿Vosotros qué creéis que pasará? De lo que no hay duda es de que será tanto uno de los juegos más importantes y esperados del año en el que vea la luz como todo un éxito.