Dark Souls 3 - Séptimo jefe, localización y cómo derrotarlo

Derrotamos al septimo jefe de Dark Souls 3, con ello ponemos fin a su oscuro reinado en las Catacumbas de Carthus. A continuación te explicamos la localización y cómo acabar con el jefe Gran Señor Wolnir en Dark Souls III. 

El séptimo de los jefes finales de Dark Souls 3 al que nos podemos enfrentar durante el transcurso de la historia es el Gran Señor Wolnir y se encuentra en las profundidades de las Catacumbas de Carthus, acabar con este jefe es obligatorio para poder avanzar en la historia principal aunque estas catacumbas guardan un jefe final secundario del que ya os hablaremos más adelante. Si quieres saber cuáles fueron los anteriores jefes a este o quieres saber cómo desbloquear el resto de logros / trofeos para conseguir el 100% de Dark Souls III no te pierdas nuestras guías.

Para llegar a las Catacumbas de Carthus debes avanzar en la historia principal hasta derrotar al sexto jefe de Dark Souls 3, los Vigilantes del Abismo. Una vez que le derrotes acércate al altar que verás al fondo para que se abra un pasadizo y llegarás a la primera zona de las catacumbas.

 

Avanza por el puente que verás en el lado izquierdo, en la siguiente sala baja por las escaleras que verás por la derecha y sal por la puerta que ves justo enfrente. Baja corriendo por las largas escaleras sin parar porque una gran roca comenzará a perseguirte y no querrás que te tire de las escaleras. Sigue por el siguiente túnel pasando de largo por la zona de las vasijas y ve hacia la derecha. Sigue este camino hasta llegar a un cruce y ve hacia la izquierda para encontrar la hoguera más cercana al jefe.

 

Vuelve al cruce y baja por las escaleras hasta otro túnel en el que verás algunas ratas. Según llegas al túnel ve hacia la izquierda y sigue el camino hasta llegar a una cueva, antes de llegar al puente de madera puedes abrir una verja metálica para abrir un atajo hasta el pasillo de las ratas y de paso volver a la hoguera si estás en peligro. Cuando estés preparado para luchar contra el jefe Gran Señor Wolnir vuelve al puente de madera, crúzalo sin miedo y entra en la sala que verás al fondo. Aquí debes examinar el altar central para tener una escena que dará comienzo al combate contra el jefe.

 

Lo más importante a tener en cuenta durante la lucha contra el jefe Gran Señor Wolnir es que para acabar con él debes centrarte en atacar a las pulseras de oro que tiene en los brazos. Nuestra recomendación es que empieces por la de su brazo derecho, por algún motivo este brazo lo suele tener casi siempre pegado a su cuerpo. Esto no sería un problema si no fuese porque la nube que rodea al jefe es toxica y te quitará vida a cada segundo que permanezcas cerca de ella. Puedes destruirle las pulseras en el orden que quieras pero da la sensación de que el jefe se vuelve más agresivo e inquieto según se las destruyes, por lo tanto será más complicado que encuentres el momento perfecto para destruirla si la dejas para el final.

 

Los ataques de este jefe son muy básicos, predecibles, lentos y además tiene poco repertorio comparado con otros jefes. Los más corrientes son dos ataques que realiza con las brazos, en uno de ellos hace un barrido de forma lateral por todo el escenario y con el otro da un golpe con la palma de la mano hacia tu posición.

El Gran Señor Wolnir también tiene dos hechizos de invocación, en uno de ellos invocará a esqueletos de los que viste por las Catacumbas de Carthus y otro en el que invoca una espada. En el caso de los esqueletos debes saber que ellos también sufren daño de los ataques del jefe, si tienes un poco de suerte no tendrás que preocuparte de ellos, en el caso de la espada tendrás que tener en cuenta la explosión que genera cerca de su pecho cuando la invoca y que los ataques que hace con las manos ahora los hará con la espada.

Finalmente, la nube de veneno. Cada cierto tiempo el jefe tragará veneno y lo lanzará en forma de nube expandida hacia adelante para hacerte retroceder. Esta nube es mortal y en apenas dos o tres golpes acabará contigo si te alcanza. Cada vez que el jefe haga esta nube te quitará un espacio del escenario y obviamente tendrás menos espacio en el que escapar de sus ataques y sus próximas nubes. Llegado este momento es importante que hayas conseguido dañar alguna de las pulseras porque cuando consigas destruirle cualquiera de ellas le harás retroceder el espacio que te haya quitado.

 

El resto del combate no varia. Centrate en destruir una a una todas las pulseras del jefe, no te acerques a las nubes de veneno y esquiva los pocos ataques que tiene. Se podría decir que es uno de los jefes más fáciles de Dark Souls III.

Una vez que derrotes al jefe Gran Señor Wolnir conseguirás el logro / trofeo Gran Señor Wolnir y el Alma del Gran Señor Wolnir.