Dragon Age: Inquisition y su nuevo sistema de fortalezas

La nueva entrega de Dragon Age nos traerá nuevas mecánicas en su sistema de juego que darán más protagonismo a las misiones secundarias y la exploración del extenso territorio que nos presentará.

Bioware ha confirmado nuevos detalles de Dragon Age: Inquisition. Según el estudio de desarrollo, incluirá en su historia un nuevo sistema de bases y fortalezas, dispersas por el enorme mundo en el que nos encontraremos, que tendremos oportunidad de conquistar y dominar. Gracias a este nuevo aspecto del juego podremos conseguir mejorar la gestión nuestros ejércitos o su moral entre otras cosas.

Cuando controlemos estas bases nos aparecerán en el mapa una serie de misiones que podremos completar para obtener diferentes recompensas. Realizar con éxito las misiones desbloqueadas mejorarán la gestión de las fortalezas y nos ofrecerá nuevas posibilidades que tendrán bastante importancia en nuestro progreso. Si optamos por reconstruir edificios, la moral de nuestras tropas aumentará; aunque también podremos, por ejemplo, decantarnos por construimos minas, algo que hará la economía se vea recompensada.

Las fortalezas también nos permitirán gestionar a sus soldados y dividir las tareas entre varios de nuestros compañeros para conseguir nuestro objetivo más fácil y rápidamente. Dragon Age: Inquisition llegará a PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y PC en el transcurso de este recién empezado 2014 y Bioware ya ha dicho que no tendrá nada que ver con Mass Effect 3... aunque quizá guarde algún parecido en sus escenas sexuales.

Ir a la ficha Escribe tu análisis