Así nació Skylanders Spyro's Adventure

Skylanders Spyro's Adventure estuvo a punto de ser un juego oscuro, dirigido a un público adulto, a diferencia de anteriores entregas en la franquicia. 

Antes de convertirse en el popular juego de figuras coleccionables y cartas que es hoy, Skylanders Spyro's Adventure quiso apelar a un perfil demográfico bien distinto. Así lo ha revelado Alex Ness, mandamás de Toy's for Bob: "Iba a ser un juego para jugadores adultos, un entrega de ambientación oscura para las consolas de nueva generación. Trabajamos en algunos conceptos, pero no terminaban de convencernos. Finalmente pensamos que lo mejor sería reinstaurar la franquicia, ofreciendo algo distinto a los más pequeños."


Entre las ideas barajadas, Toys for Bob pensó en sombreros interactivos (no preguntéis), optando finalmente por figuras coleccionables: "Desde el principio nos atrajo la forma de emplear juguetes. Nuestra conexión emocional (y la de nuestros hijos) para con estos, terminaron de convencernos."


La desarrolladora explica cómo temió por la viabilidad del proyecto, dado el escarmiento de Activision con franquicias 'periféricas' del estilo Guitar Hero: "Estábamos enamorados de nuestra idea, pero éramos muy escépticos. Activision nunca había fabricado juguetes y le estábamos pidiendo crear millones de estas pequeñas figuras que interaccionarían con el juego. Pensamos que no lo aceptarían."


Afortunadamente no fue así, derivándose en el éxito sin precedentes de Skylanders, que ha vendido más de 20 millones de figuras en todo el mundo. Tuvieron mucho que ver los atractivos prototipos que Toys for Bob mostró a la editora, contando con varios expertos en electrónica y escultura entre sus filas.


Desde su nacimiento en PSX a manos de Insomniac Games, la serie Spyro suma una veintena de entregas para todas las plataformas (incluidos navegadores web y teléfonos móviles) y más de 20 millones de copias vendidas.

Ir a la ficha Escribe tu análisis