Foxconn explotó a estudiantes en la fabricación de PS4

Tras la denuncia de varios medios de comunicación chinos, Foxconn reconoce el abuso laboral que sufrieron cerca de 1.000 universitarios en su fábrica de Yantai, la encargada de ensamblar los componentes de PS4, donde los estudiantes se vieron obligados a trabajar en turnos de más de 11 horas y en horario nocturno.

El gigante chino Foxconn, uno de los mayores fabricantes de dispositivos eléctronicos por encargo del mundo y que cuenta entre sus clientes a empresas de la talla de Apple, Microsoft, Nintendo o Sony, ha admitido, en parte, las acusaciones de diferentes medios de comunicación de China, que denunciaron técnicas de explotación laboral realizadas a estudiantes en la fábrica de Yantai, la encargada de fabricar PS4.

Según destaparon algunos medios chinos, un programa de prácticas 'forzó' a cerca de 1.000 universitarios de la Xian Technological University (XTU) a trabajar como becarios para Foxconn, siendo este "periodo de aprendizaje" requisito indispensable para obtener 6 créditos necesarios para completar su graduación.

El problema de este programa de estudiantes en concreto, que es una práctica muy habitual en las distintas fábricas de Foxconn en China, es que los universitarios destinados en las instalaciones de Yantai eran obligados a realizar muchas más horas de las establecidas inicialmente e, incluso, se les instaba a completar sus turnos en horario nocturno.

Las acusaciones iniciales (que no han sido confirmadas) informaban de que los estudiantes eran forzados a trabajar en turnos de -como mínimo- 11 horas diarias, con dos descansos de 40 minutos en total. Todo ello sin hacer uso en ningún momento de sus conocimientos de ingeniería y limitándose únicamente a realizar tareas rutinarias de ensamblaje de los componentes de PS4.

Tras el escándalo, y después de la enérgica queja de la propia Sony, Foxconn ha emitido un comunicado en el que reconoce que los universitarios de la XTU destinados en Yantai habían "trabajado durante muchas más horas de las permitidas y en turnos nocturnos", y que "ya habían tomado las medidas oportunas para impedir que esta situación vuelva a repetirse, además de dar la posibilidad de que estos estudiantes cesaran su participación en el programa en cualquier momento".

Esperemos que esta situación no vuelva a repetirse y que Foxconn haya aprendido la lección. Y es que es cierto que todos queremos tener nuestra PS4 disponible de lanzamiento. Pero nunca a este precio.