GamesCom 2014: Impresiones de The Tomorrow Children

Q-Games ha amenizado el catálogo de Sony en la GamesCom 2014 con el anuncio de The Tomorrow Children, un nuevo juego exclusivo para PS4. Nosotros no nos hemos conformado con el tráiler que podéis ver aquí arriba, así que hemos asistido a una presentación a puerta cerrada auspiciada por el estudio, creador de joyas como PixelJunk. Dylan Cuthbert, fundador del estudio, fue el encargado de darnos más detalles del juego. The Tomorrow Children promete ser una aventura única, que mezclará el juego en línea y una gran experiencia para un solo jugador. ¿Y como? Pues haciendo que entre 50 y 100 jugadores (aún no está decidido) compartan un pueblo.

La aventura estará ambientada en una versión alternativa en 1960 en plena Guerra Fría en la que un experimento ha tenido nefastas consecuencias para los humanos, que han quedado completamente diezmados. Nosotros vivimos en el bando inspirado en el bloque soviético. Empezamos nuestra andadura como ciudadano básico y debemos ir completando misiones para ganar créditos con los que mejorar el pueblo.

Nuestro pueblo se creará aleatoriamente para hacer que cada grupo de jugadores tenga un pueblo diferente. Eso sí, los peligros serán para todos. Y es que nuestra aldea vivirá la constante amenaza de todo tipo de criaturas. Por eso, el objetivo principal será crear una aldea que pueda resisitir los envites enemigos y así derrotarlos.

El estilo de creación nos ha recordad al de Minecraft, ya que también usamos nuestro pico para obtener todo tipo de materiales con los que luego crear todo tipo de cosas, aunque sus creadores nos aseguraron que será mucho más completo y lleno de opciones. El mapa de juego estará dividido en pueblos e islas. En los pueblos ya sabemos lo que podremos hacer pero las islas serán algo muy dintinto. 

Allí, libraremos todo tipo de batallas al visitar (y saquear) todo tipo de mazmorras. Tan pronto estaremos resolviendo sencillos puzles (incluso crearemos objetos in situ, como puentes) para avanzar por los escenarios como librando batallas con la acción por bandera. Y aunque el estilo visual nos ha recordado a Contrast aquí no andarán con tonterías. Pistolas, metralletas y hasta lanzacohetes nos servirá para ir despachando enemigos. Incluso podremos congelar o convertir en piedra a nuestros rivales.

Además, podremos personalizar el aspecto de nuestra pequeña heroína, con distintas ropas. Nuestro pueblo seguirá su curso aunque nosotros no nos hayamos conectado para jugar en varios días, gracias a las creaciones de nuestros conciudadanos.Sus creadores nos aseguraron que fomentarán la rivalidad entre los pueblos (aún no sabemos cómo) para darle un tono competitivo a la aventura.