A Hat in Time, un gran homenaje a N64

A Hat in Time es el juego que aquellos que se quedaron enamorados con la generación de Nintendo 64 llevan esperando mucho tiempo, y que ahora gracias a las bondades del crowdfunding puede convertirse en realidad en Kickstarter. El título que hoy nos ocupa es un juego de plataformas en tres dimensiones inspirado en Super Mario 64, Banjo Kazooie, Donkey Kong 64 y The Legend of Zelda Ocarina of Time, contando con una banda sonora digna de El Profesor Layton y de una estética cell shading que desprende amor por todos y cada uno de sus píxeles y que recueda ligeramente a Wind Waker.

Está siendo desarrollado por un estudio danés que responde al nombre de Gears for Breakfast. En esta aventura encarnaremos a Hat Kid, una niña que puede viajar en el tiempo gracias a los poderes mágicos que le otorga su majestuoso sombrero de copa y cuya misión será salvar el mundo de la malvada Mustache Girl, que es una suerte de Caperucita roja con bigote que quiere hacerse con sus poderes y someter al universo. Ahí es nada.

Dicho esto, nos encontraremos ante viajes en el tiempo, escenarios de todos los tipos, colores y épocas, un apartado gráfico muy atractivo y colorido, una gran libertad de exploración, y un inventaro compuesto principalmente por un gancho, un paraguas y un sombrero que darán mucho, mucho juego.

La financiación a la que A Hat in Time aspira alcanzar en Kickstarter es de 30.000 dólares, y teniendo en cuenta que después de un día en activo en la plataforma ya ha superado los 21.000 dólares, no cabe duda de que superará dicha cifra con creces, lo que supondrá la incorporación de nuevos capítulos y un modo multijugador, entre otros detalles, a la aventura.

En un principio el juego tiene previsto ver la luz únicamente en PC y Mac, pero si la financiación termina llegando a buen puerto, Gears for Breakfast hará todo lo posible para que A Hat in Time aterrice en Wii U, aunque como podréis imaginar, Nintendo tiene la última palabra al respecto. ¿Dispuestos a pasar por caja para colaborar en su financiación?