Iron Man: los videojuegos

Aunque no pueda rivalizar con la popularidad de Spider-Man o de la Patrulla X, Iron Man tampoco es un “novato” en el terreno de los videojuegos. Aquí hemos recopilado sus apariciones consoleras más relevantes. Poneos la armadura, y a disfrutar:

No se puede decir que Iron Man sea un recién llegado al terreno "videojueguil", aunque la mayoría de sus apariciones, como podéis leer a continuación, son como personaje secundario. Cuando el hombre de hierro ha tenido que encargarse de los problemas él solo, la verdad es que no ha sido tan afortunado.

Captain America and the Avengers (Data East, 1991)

 

Las filas de Los Vengadores se redujeron a sólo cuatro integrantes (Capitán América, Ojo de Halcón, La Visión y por supuesto, Iron Man) que se enfrentaban a Cráneo Rojo y su ejército de matones. Y como correspondía a la época, el desarrollo elegido fue un “hack and slash” (un juego de avanzar y pelear de desarrollo horizontal) en que encontrábamos algunos guiños  para los amantes del cómic. Aparte del colorido de los gráficos y el uso de viñetas para contar la historia –también aparecían rótulos con cada puñetazo- los poderes de Los Vengadores se reflejaron con fidelidad.

Iron Man era capaz de golpear con fuerza sobrehumana y lanzar rayos de energía con los generadores de sus manos. Cuando saltábamos se activaban los posquemadores de los pies (dejándonos supendidos en el aire un instante) y además podía volar o sumergirse, en dos niveles tipo “shoot´em up” sin necesidad de vehículos especiales.

No obstante, ni todos los avances de Stark Industries le hubieran permitido competir con otros arcades para 4 jugadores (como la recreativa de Los Simpson o Las Tortugas Ninja) por culpa de sus personajes raquíticos y lo limitado del sistema de combate.

Avengers in Galactic Storm (Data East, 1995)

 

Tony Stark se tuvo que conformar con un papel secundario, como acompañante de uno de los cuatro luchadores principales (Capitán América, Crystal, Caballero Negro y Thunderstrike) en este “beat´em up” con gráficos prerrenderizados. En medio de un combate cualquiera de los vengadores (que se enfrentaban a los Kree) podía invocar su ayuda. Iron Man aparecía caminando, disparaba un rayo desde el brazo, y desaparecía volando, con los propulsores de las botas. Si bien Avengers in Galactic Storm era uno de los peores “uno contra uno” de la época, sí que demostraba el potencial del personaje en género. Y no tendríamos que esperar demasiado para comprobarlo…

Marvel Super Heroes (Capcom, 1995)

 

 

La placa CPS2 permitió a Capcom desarrollar alguna de las mejores recreativas de lucha en 2D de todos los tiempos. Marvel Super Heroes es un buen ejemplo; tenía unos personajes enormes, con una estética fiel al cómic y unos combos interminables. Después de hacer una entrada triunfal (volando en una especie de jetpack acorazado) Iron Man era capaz de ejecutar los movimientos más variados. La armadura generaba un escudo de energía para protegernos, lanzaba rayos y cochetes, y se desplazaba a toda velocidad con los motores a reacción de las botas. Evidentemente, el señor Stark también luchaba con puñetazos y patadas, y podíamos ver cómo cargaba de energía antes de comenzar la batalla. Esta saga tuvo una secuela, Marvel Super Heroes vs Street Fighter, y terminó convirtiéndose en la saga Marvel vs Capcom, cuya tercera entrega pudimos disfrutar hace un par de años.

Iron Man and X-O Manowar in Heavy Metal (Acclaim, 1996)

 

 

Muchos de vosotros habréis desconfiado de este juego al ver que proviene de Acclaim, y no os habéis equivocado. Sobre el papel, la idea de un juego de acción en 2.5 D protagonizada por Iron Man (y con opción para dos jugadores) es prometedora. Podíamos dejar volar nuestra imaginación y pensar que se trataría de un clon de Contra, o incluso de Metroid… nada más lejos de la realidad.

Si no supiéramos que se trata de una armadura especial, por el modo de moverse, habríamos pensado que Stark tiene artritis. Era lento, brusco, se controlaba con dificultad, y los gemidos que soltaba con cada salto no ayudaban a mejorar nuestra impresión. Los escenarios, por su parte, estaban vacíos, y eran demasiado oscuros (quién sabe si por disimular su cutrez), pero no era lo peor de todo. Ese hueco lo tenían reservado los enemigos: sosos repetitivos, y mucho más efectivos con el simple contacto que con sus armas. Lo únio que se salvaba era una banda sonora rockera que justifica el “Heavy Metal” del título. Para tratarse de su primer papel protagonista, la verdad es que más le hubiese valido quedarse en casa, haciéndole compañía a su mayordomo virtual Jarvis.

Invincible Iron Man (Activision, 2002)

 

Tuvo que ser una versión portátil, para GBA, la que reivindicase el potencial de este personaje para un videojuego. Se repetía el esquema de acción horizontal, y las secuencias de vídeo resueltas mediante viñetas. Pero en este caso los movimientos de Iron Man eran fluídos, los gráfios muy vistosos, y la energía de la armadura se gastaba con cada disparo, lo que añadía un componente adicional al desarrollo. The Invincible Iron Man era corto, pero nada fácil, y con unos escenarios llenos de plataformas y recovecos por explorar.

X-Men Legends II (Activision, 2005)

 

 

No estaba disponible desde el principio, pero Iron Man tenía un papel importante en este RPG de perspectiva aérea. Era uno de los personajes desbloqueables, junto a Deadpool y al profesor Charles Xavier, y sólo aparecía después de recoger todas las piezas de su armadura y superar una misión de rescate de Tony Stark. El éxito de X Men Legends II Rise of the Apocalypse propició la creación de una nueva saga rolera...

 

Marvel Ultimate Alliance (Activision, 2006)

 

El “rooster” de personajes Marvel encajaba de lo lindo en un juego de rol y acción (con mucha más acción, por cierto) con perspectiva aérea y cuatro juadores simultáneos. Puede que el hombre de hierro pasase desapercibido entre tanto superhéroe, pero sí contaba con sus propulsores de vuelo, proyectiles de todo tipo y la posibilidad de solicitar una descarga de misiles. En Ultimate Alliance aparecían distinas armaduras fabricads por Stark: el trajeClásico (rojo y amarillo) Ultimate (azul) y War Machine (en tonos metálicos).

Iron Man (Sega, 2008)

 

Llegaron las películas, y la popularidad del personaje subió como la espuma. Entonces Sega se hizo con la licencia… y la machacó sin piedad. Los culpables de este desastre fueron unos gráficos inacabados: poligonales, planos y sin detalle, que encajaban perfectamente con un desarrollo repetitivo, cuyo control en vuelo era, en el mejor de los casos, una tortura. De hecho, Iron Man The videogame, tuvo el dudoso honor de conseguir varios premios como peor juego del año en webs americanas.

Marvel Super Hero Squad (THQ, 2009)

 

Un spin off del universo Marvel (que contaba con su correspondiente serie de animación) dedicado a los más pequeños, de hecho se engloba dentro de la serie Marvel Kids. Su desarrollo, como podéis imaginar no era muy complejo: un clon de los primeros LEGO, en que las plataformas cedían protagonismo a la destrucción de escenarios. Tenía modo cooperativo local, y una de las versiones más simpáticas (y menos fieles) de Iron Man.

Iron Man 2 (Sega, 2010)

 

Después de fracasar con la licencia de la primera película, todo hacía prever que Sega lo iba a hacer mejor en esta segunda ocasión. Nos equivocamos. Las mejoras eran apreciables (en particular el nuevo control de vuelo) pero el juego seguía muy por debajo de la media en lo que se refiere a gráficos, variedad de niveles e I.A. de los enemigos. Esta vez, ni siquiera Robert Downey Jr. se prestó a ponerle la voz a su personaje del cine.

Marvel Super Heroes 3D (Neko, 2010)

 

¿Cómo verá Iron Man a través de su casco? Desde luego no lo vamos a descubrir con esta mediocridad en primera persona, con 3D anaglíficas (las que tienen una sombra de color rojo y otra azul rodeando a cada objeto) y máscaras de regalo. Lo mejor era la variedad de personajes: Thor, Lobezno, Capitán América y el propio Iron Man, a los que humillar con uno de los peores controles de Wii.

Marvel Avengers Battle for Earth (Ubisoft, 2012)

 

Después del éxto de los Vengadores (y un juego cancelado a cargo de THQ) era lógico pensar que otra compañía se haría con la licencia. Sin embargo, en lugar de adaptar la película, Ubisoft se sacó de la manga un juego de lucha (con los personajes más carismáticos del grupo) para Wii U y Kinect. Sí, habéis leído bien: en lugar de optar por los controles tradicionales, Iron Man y sus compañeros peleaban haciendo “postureo”. El resultado… quizá hubiera sido mejor que los skrull se hubieran hecho con el control de la Tierra, creedme.

Iron Man 3 (Gameloft, 2013)

 

La tercera película también cuenta con un juego oficial, aunque no se trata de una versión de consola, sino de una aplicación para iOS y dispositivos Android basada en el archiconocido Temple Run. Además de contar con un control muy sencillo y unos gráficos más que notables, lo más interesante es que se trata de un juego gratuíto, que ya está disponible tanto en App Store como en Google Play. Los fans del personaje van a alucinar con la posibilidad de vestir hasta 16 armaduras diferentes, y mejorar al personaje con la experiencia acumulada, esquivando obstáculos y disparando a oleadas de enemigos.

A lo largo de 2013 están previstos los lanzamientos de Lego Marvel Super Heroes y Marvel Heroes (un juego de rol masivo online) en los que también veremos a Tony Stark (vestido como Iron Man) en acción. No los perdáis de vista. Mientras tanto, os podéis empapar con más curisosidades sobre el personaje en nuestro especial.