Juego de tronos impacta con su "boda púrpura"

¡Pero qué bonitas son las bodas de Juego de tronos! ¡La celebración del amor en estado puro! ¿Has visto ya "The Lion and The Rose"? Menudo segundo episodio... La cuarta temporada aspira a dejarnos de piedra...

Uno de los momentos más esperados de la cuarta temporada de Juego de tronos ha tenido lugar con la Boda Púrpura, en el episodio segundo de la cuarta temporada titulado "The Lion and The Rose" que fue emitido anoche en HBO y verá la luz hoy mismo en Canal + Series en versión original subtitulada.

¡CUIDADO, SPOILERS! Los que ya hemos leído los libros sabíamos que la boda real entre Joffrey Baratheon, uno de los personajes más odiados de la saga, y Margaery Tyrell iba a acabar en tragedia. Durante la celebración el déspota muchacho es envenenado y muere asfixiado de la manera más terrible... Así que algunos estábamos pensando, ¡bebe, bebe, bebe! Aunque también hay que reconocer que nos da pena despedirnos del actor Jack Gleeson que ha hecho un papelón en Juego de tronos. 

El propio Martin, autor de la saga literaria "Canción de hielo y fuego" adaptó el episodio. Preguntado acerca de cuándo decidió dar sepultura al personaje ha contestado: "el libro salió en 2000, así que supongo que escribí esas escenas como en 1998. Sabía cuándo y cómo Joffrey iba a morir, y en qué ocasión. Lo había estado construyendo desde hacía tres años a través de los primeros libros. [...] He sido muy franco en mi deseo de escribir una historia donde las decisiones tienen consecuencias y nadie está a salvo. Pero yo no quiero que sea inexorablemente sombrío. [...] La Boda Roja y esto –los fans la llaman la boda púrpura– se producen en el mismo libro. En la serie, están en temporadas separadas. Pero la muerte de Joffrey era en cierto modo un contrapeso para los que leyeron la muerte de Robb y Catelyn. Esto demuestra que sí, que nadie está a salvo, a veces ganan los buenos y a veces los malos ganan".


Además hay cierto momento de humanización del personaje, como él mismo expresa: "traté de proporcionar cierto momento del pathos con la muerte. Quiero decir, Joffrey, tan monstruoso como es [...] sigue siendo un niño de 13 años de edad. Y hay una especie de momento no se sabe dónde que se está muriendo y no puede respirary después de mirar a Tyrion y a su madre y a las otras personas en la sala sólo tiene terror en sus ojos y dice 'Ayúdame a mamá, me estoy muriendo'. Y, en ese momento, creo que incluso Tyrion ve un niño de 13 años de edad, muriendo delante de él". FIN DE LOS SPOILERS.

Como véis la cuarta temporada de Juego de tronos no viene dispuesta a concederle demasiados momentos de tranquilidad a los espectadores. Agárrense los cinturones porque lo que se sucede en "The Lion and The Rose" tendrá consecuencias a lo largo de los ocho episodios que nos restan por ver...