Los jugadores tóxicos de League of Legends serán castigados

Riot Games está harto de los jugadores tóxicos que podemos encontrarnos en League of Legends y prepara castigos ejemplares par que la comunidad de su MOBA pueda dejar de sufrir a estos indeseables para que no nos los volvamos a encontrar.

Riot Games ya ha llegado a su límite y no piensa seguir aguantando a los jugadores tóxicos que empañen y arruinen la experiencia de juego de los demás en League of Legends. Es a la conclusión que ha llegado la compañía después de mucho tiempo recibiendo quejas de su comunidad y a partir de ahora los castigos empezarán a ser más duros con los jugadores que no respeten las normas de conviviencia o tengan un comportamiento inadecuado dentro del MOBA.

Los insultos, campeones que se queden afk o las muertes intencionadas porque un jugador se cabrea con su equipo son prácticas que seguro que todos habéis sufrido más de una vez y que os gustaría que se erradicaran de una vez por todas. Según lo que hemos podido leer en el perfil de Twitter de RiotLyte se empezarán a tomar dos medidas para que esto deje de suceder.

La primera de ellas será un baneo de 14 días para dar un primer toque de atención. Si el jugador no aprende se pasará a la medida más drástica: ¡2.500 años de baneo! Seguro que después de esperar tanto tiempo ya ni tienes ganas de jugar a League of Legends... Para poder tomar estas decisiones de una manera justa parece que se implantará un nuevo sistema de control y se echará mano de la intervención y observación humana.

Suponemos que una especie de moderadores vigilarán a jugadores que hayan sido reportados por actitudes tóxicas para comprobar la gravedad del asunto y emitir un veredicto. Si alguno está en desacuerdo se le enviará un documento que desglose los motivos del baneo. Esperemos que con estas medidas el problema de los jugadores tóxicos en League of Legends se solucione definitivamente.