Kevin Levine piensa en Kinect

El responsable de Bioshock Infinite ha declarado que le gusta Kinect y que le han dado muchas vueltas a la hora de integrarlo en sus juegos. Eso sí, al igual que no dedicarán esfuerzos a Wii U por ahora, parece que se tomarán con calma el soporte para el dispositivo universal de Microsoft.

La idea que defiende Kevin Levine, de Irrational Games, es que las opciones ofrecidas por Kinect deben añadirse de una forma inocua a juegos tradicionales como Bioshock Infinite. Le gusta lo que planean hacer en Bioware con Mass Effect 3, donde puedes elegir usar los comandos de voz y los gestos o, por el contrario, seguir con las pulsaciones de botones de toda la vida.

Así, podemos contar con que Irrational añada alguna opción basada en Kinect para sus juegos, más allá de las que Microsoft obligará a tener presentes en todos los títulos a partir de la actualización de otoño de 2011. Aunque, por ahora, estas se limitarán a las opciones de comunicación, reconocimiento de usuarios y otras que son, más bien, parte de la interfaz de Xbox 360 y en ningún momento interfieren con el funcionamiento de los juegos.

¿Qué os viene a la cabeza cuando se une Kinect y Bioshock en la misma frase? ¿Manejar a un Big Daddy mientras destroza todo cuanto tiene cerca? ¿Llamar a las Little Sisters para que no se separen mucho de nosotros? ¿Lanzar plásmidos con un gesto de la mano? ¿Nada de nada?