Konami triunfa con sus juegos sociales

Nadie lo hubiese dicho hace unos años, pero el caso es que Konami ha salvado su último balance financiero gracias a sus desarrollos móviles y redes sociales.

La compañía tras Metal Gear Solid y Pro Evolution Soccer cerró los nueve meses transcurridos del presente año fiscal con beneficios por valor de 224 millones de dólares. Esto, pese a que la división de juegos para consolas decreció sus ingresos en un 40%, pasando de 698 a 465 millones de dólares. 

La filial móvil y social de Konami fue consiguiente responsable del saldo positivo, experimentando un crecimiento del 93% (recaudó 348 millones de dólares frente a los 127 millones del año anterior).

Títulos como Dragon Collection, con 5 millones de usuarios y Sengoku Collection (2,5 millones de jugadores), han contribuido a forjar la impresionante base social de Konami, que supera ya los 15 millones de usuarios activos al día.