'La tormenta perfecta' acabó con Bizarre

La historia de Bizarre Creations es la terrible consecuencia de la crisis de caballo que estamos viviendo. Y eso que hace apenas tres añitos, todo era del color de rosa tras la compra del estudio por parte de Activision.

Ahora, unos días después del cierre definitivo del estudio, Gareth Wilson, ex-diseñador jefe, ha hablado para Eurogamer y reconoce que "[el cierre de Bizarre Creations] ha sido una tormenta perfecta provocada por una serie de desafortunadas circunstancias. Las perspectivas de la industria cambiaron radicalmente desde que Bizarre fue comprada. Sobre todo, al empezar una nueva franquicia [Blur] en un momento del mercado complicado con la situación económica mundial, que hizo que los jugadores fueran menos propensos a arriesgar [en la compra de juegos]".

Según Gareth Wilson, lo ocurrido con su juego no fue un caso aislado: "y no fue sólo Blur el que no vendió lo que se esperaba en 2010, grandes juegos como Enslaved, Alan Wake o Vanquish han tenido que buscarse un hueco para sobresalir en el momento que Halo y Call of Duty rompían todos los récords de ventas".

Lo cierto es que la noticia del cierre de Bizarre no es buena para un sector que en los últimos meses ha visto cómo se cancelan proyectos y se cerraban sin escrúpulos grandes estudios de desarrollo. Y es que al dejar de venderse juegos (por la crisis o la piratería) estas son las cosas que pasan... ¡¡una pena!!