Los crímenes callejeros de L.A. Noire

Para llegar a lo más alto en el cuerpo de policía de Los Ángeles primero hay que chupar calle como un condenado en el departamento de crímenes callejeros, tal y como hace Cole Phelps en L.A. Noire. Los ciudadanos siempre agradecen una cara amable y una personalidad protectora cuando son víctimas de un crimen.

En L.A. Noire recibiremos avisos a través de la emisora de radio mientras conducimos, y podremos elegir prestarles atención o dejar que se encargue otro, pero si completamos todos estos casos recibiremos un logro / trofeo como compensación.