Microsoft crea polémica al llevar bailarinas en la fiesta de Xbox en la GDC

Microsoft se ha llevado cientos de críticas al llevar a bailarinas vestidas como colegialas a la fiesta de Xbox celebrada en la Games Developer Conference.

Microsoft ha sido objeto de múltiples críticas al haber organizado una fiesta en la Games Developers Conference 2016, donde los asistentes se sintieron incómodos al ver a las bailarinas que se habían contratado para el evento. El principal motivo de la polémica es que dichas bailarinas iban vestidas con uniformes femeninos escolares algo escuetos.

Varios desarrolladores han expresado su descontento. Algunos indicaron que les había parecido una decisión ofensiva, mientras que otros lo tacharon de una manera de excluir a las mujeres en la industria. Como vemos en las imágenes, la vestimenta consistía en tops blancos y minifaldas de cuadros verdes en honor San Patricio, ya que la fiesta coincidía con ese día.

El director de mercadotecnia en Xbox, Aaron Greenberg, ha afirmado sentirse "muy defraudado" con la fiesta por sexualizar a la mujer. Además, ese mismo día Microsoft dio una charla sobre la presencia de ellas en los videojuegos. Tanto Greengerg como Phil Spencer van a reunirse con los responsables para que informen de lo sucedido.

Por su parte, Phil Spencer ha escrito un mensaje a los empleados de la compañía en el que condena este tipo de animación: "Cómo nos mostramos como organización es muy increíblemente importante para mí. Queremos construir y reflejar la cultura del Equipo Xbox, tanto internamente como externamente. Una cultura que cada uno de nosotros pueda representar con orgullo. Una cultura inclusiva que tiene un impacto directo en nuestros productos y servicios y en la percepción que los consumidores tienen de la marca Xbox y de nuestra compañía en su conjunto."

 

"Ha llamado mi atención que en un evento organizado por Xbox en la GDC esta semana hemos representado a Xbox y Microsoft de una forma que no es en absoluto consistente ni coincidente con nuestros valores. Esto ha estado inequívocamente mal y no se va a tolerar. Es un problema que vamos a tratar internamente, pero permitidme ser claro que cómo nos representamos a nosotros mismos como individuos, a quién contratamos y con quién nos asociamos, y cómo nos relacionamos con los demás, es un reflejo directo de nuestra marca y de lo que representamos. Cuando hacemos lo contrario y creamos un entorno que es alienante u ofensivo para cualquier colectivo, nos merecemos ser criticados."

 

"Es una pena que eventos como este tengan lugar en la misma semana en la que hemos trabajado tan duro para llegar a tantas comunidades diferentes de los videojuegos en un sentido totalmente opuesto. Me comprometo personalmente a garantizar que la diversidad y la inclusión son centrales en nuestro día a día empresarial y en nuestros valores fundamentales como equipo, dentro y fuera de la compañía. Necesitamos medirnos por mayores estándares y lo haremos mejor en el futuro."