Muere Ray Harryhausen, el mago del stop-motion

Ray Harryhausen, el gran técnico de animaciones cuadro por cuadro (stop-motion) ha fallecido hoy a la edad de 92 años. El hombre que pergeñó los mejores efectos especiales de los 70 y 80 deja con su desaparición un gran vacío en el mundo del celuloide.

La noticia de la muerte de Ray Harryhausen se ha hecho pública hoy a través del Facebook de The Ray and Diana Harryhausen Foundation, fundación dedicada a preservar el legado del gran animador y productor que encandiló con sus revolucionarios efectos especiales a varias generaciones de cinéfilos.

Ray Harryhausen fue el máximo responsable de los efectos de animación de joyas del cine de aventuras como El Viaje Fantástico de Simbad (1973) y Furia de Titanes (1981). Su huella puede verse plasmada en numerosos cineastas que lo siguieron como Steven Spielberg, George Lucas o Terry Gilliam.

Nacido en Los Ángeles el 20 de junio de 1920, Ray Harryhausen se inició en el mundo del cine poco después de ver King Kong (1933), quedando fascinado por las técnicas empleadas en dicha película. En 1935 comenzaría a colaborar en sus primeras producciones y finalmente su nombre quedaría ligado al género fantástico gracias a El Gran Gorila (1949) y La Isla Misteriosa (1957). Sin embargo, su consagración llegaría en 1963 con Jasón y los Argonautas. En dicha película, Harryhausen pasó tres meses rodando la mítica pelea a tiempo real de Jasón contra una cuadrilla de esqueletos, todos ellos animados con la técnica de stop-motion.

Por tanto, hoy 7 de mayo decimos adios al que posiblemente haya sido el mayor animador de películas del siglo XX. Un hombre sin el que no podríamos entender el cine moderno de aventuras. No en vano, Peter Jackson se refirió a él calificando a su adaptación de El Señor de los Anillos como su "película harryhausiana", reconociendo al trabajo del genio.